nav
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Un grupo sectario «cristiano-ecológico» escandaliza a los chilenos

La muerte de una mujer por falta de atención médica puso al descubierto a una secta “cristiana-ecológica” integrada por jóvenes chilenos de clase alta que viven en aislamiento.

  • Sociedad    
  • 8 may 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La secta enterró el cuerpo de una persona fallecida en sus propiedades, en un patio de la comuna rural de Pirque, sur de Santiago. La fallecida, Jocelyn Rivas, una profesora de danza de 26 años, habría muerto en abril producto de una septicemia luego dar a luz en enero a una niña (cuyo paradero se desconoce) y de agonizar por semanas sin recibir ninguna atención médica, según la investigación judicial en curso.

La justicia chilena investiga el accionar de esta secta integrada por una veintena de jóvenes de clase alta que decidieron vivir en aislamiento en una propiedad rural y que enterraron ilegalmente a una de sus miembros, muerta luego de dar a luz sin recibir atención médica.

Los miembros de esta secta, autodefinida como “cristiana y ecológica”, viven en extremo aislamiento de la civilización, y en su mayoría pertenecen a influyentes familias de la clase alta de Santiago, reunidos desde hace unos cinco años.

El grupo, compuesto por unas 20 personas -entre ellas niños y bebés-, estaría liderado por la ciudadana argentina Paola Olcese y el pintor chileno Roberto Stark.

La muerte y el entierro ilegal de la joven se conocieron solo después de que su familia interpuso una denuncia tras perder el contacto con ella.

La policía acudió a la comunidad y desenterró el cadáver, sometido después a una autopsia que determinará si su muerte ocurrió de forma natural o intervinieron terceras personas.

Según testimonios de vecinos, los miembros de la comunidad se alimentan solo de las hortalizas que siembran en los patios del predio, fabrican y venden en las cercanías pan de linaza y los niños que viven junto a ellos no han asistido nunca al colegio. Dos de los tres bebés que forman parte de la comunidad tampoco aparecen inscritos en el Registro Civil.

Uno de los miembros es el historiador Fernando Castillo Echeverría, hijo de un ex gobernador de Santiago, ex rector de la Universidad Católica de Santiago y ex alcalde de la comuna de La Reina, Fernando Castillo Velasco. Castillo Echeverría se refugió hace dos años en la comuna con su esposa y un hijo.

Los vecinos han indicado que se dedican gran parte del día a la oración y creen fielmente que entre ellos nacerá próximamente un mesías.

Además no creen en la sanación física y por eso desprecian la intervención médica.

ACPress.net