nav
Viernes 24 de Noviembre de 2017

Que Dios bendiga este noviazgo «online»

Decenas de miles de creyentes buscan en ´webs´ religiosas un cónyuge intachable desde el punto de vista de su fe.

  • Sociedad    
  • 6 jun 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Decenas de miles de creyentes buscan en ´webs´ religiosas un cónyuge intachable desde el punto de vista de su fe. Estas páginas garantizan que todos los que se postulen como el posible hombre o mujer de sus sueños compartan sus mismos valores y creencias.

Así, aparte de ver las fotos y el perfil personal de cada socio, podrá saber también cuántas veces acude a la sinagoga el futuro Romeo, cuál es su oración preferida o lo que opina de la anticoncepción, la castidad prenupcial o el aborto.

CATÓLICOS
Solteros del Ave María ofrece un espacio para que las “perlas raras” que son los católicos “devotos y practicantes”, “comprometidos con Cristo”, “fieles al magisterio” del Vaticano y libres, puedan encontrarse y fundar una familia cristiana. El objetivo no debe ser conocer gente para ver si surge algo, sino que hay que estar dispuesto a invertir tiempo para encontrar un cónyuge de por vida.

La presentación no deja lugar a dudas: “Te deseamos de todo corazón que encuentres gracias a este servicio la persona que Dios ha puesto en el camino para ti”, dicen el presidente, el estadounidense Anthony Buono, y su gerente ejecutiva, la peruana Rocío Valencia.

Entre la página inglesa (creada en 1998) y la de habla hispana (en 2004) reúnen unos 10.000 socios en más de 60 países. Según sus datos, han propiciado ya 347 bodas y 144 compromisos.

Sus normas son estrictas. Primera: no hay periodo de prueba gratis, como en otras webs. Dicen que no quieren “turistas” sino sólo personas serias y devotas que quieran llegar al matrimonio. Segunda: nada de pasar revista a los socios para ver si te gustan antes de afiliarte. “Nuestra finalidad es atraer a un tipo de personas con una verdadera vocación hacia el matrimonio, dispuestas a superar cualquier desafío”, explica la página. Tercera regla: no quieren muchos socios, sino “de calidad”, “en contra de la contracepción y el aborto”.

Si al leer la ingente información ofrecida uno piensa que cumple todos los requisitos y que ése es su sitio, es el momento de afiliarse. Previo pago de una cuota anual de 30 dólares (22 euros) que se puede después renovar por 10 (7 euros). Bastante menos que la mayoría de las páginas de contactos. La razón, según explican, es que no es un negocio sino un instrumento al servicio de Jesucristo. En el perfil se deben rellenar datos personales y religiosos de todo tipo. La persona tiene que pronunciarse sobre la eucaristía, la autoridad de la Iglesia y del Papa, la fe, Cristo, la confesión, la castidad, el aborto, la anticoncepción, las Sagradas escrituras o la Virgen María.

JUDÍOS
La comunidad judía de habla hispana tiene su propia página: cupidojai.com. Se trata de una web menos uniforme que la católica. Aquí se encuentran judíos de todas las líneas religiosas e incluso personas, como el argentino Gus, que se definen como “judías no observantes”.

Pero, eso sí, al igual que en Solteros del Ave María, la información es fundamental para poder elegir. Hay que dejar claro desde el principio si se asiste a la sinagoga cada sabath, sólo en las fiestas o casi nunca; si se sigue el kosher -alimentos permitidos según la ley judía-; cuál es el tipo de educación religiosa recibida.

MUSULMANES
Los musulmanes que buscan casamientos tradicionales en la Red también están proliferando, sobre todo en el Reino Unido. La web Singlemuslim.com tiene más de 60.000 socios. Incluso los padres de los jóvenes casaderos acuden a Internet a buscar el cónyuge perfecto. Para las mujeres, el servicio es gratuito y les nombran una “hermana mayor” musulmana par ayudarlas en su búsqueda. Tienen más de 65.000 socios, en prácticamente todos los países.
Fuente: EL PAÍS. Redacción: ACPress.net

ACPress.net