nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

El Cristo de Río de Janeiro, la más joven de las 7 maravillas del mundo

El Cristo Redentor de la ciudad de Río de Janeiro es, a sus 75 años, la más joven de las ´Nuevas Siete Maravillas del Mundo´ elegidas en Lisboa.

  • Sociedad    
  • 12 jul 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Cristo Redentor de la ciudad de Río de Janeiro es, a sus 75 años, la más joven de las ´Nuevas Siete Maravillas del Mundo´ elegidas en Lisboa, por iniciativa del aventurero suizo Bernard Weber. Junto con el Cristo fueron elegidas obras ancestrales, como son la muralla china, Petra (Jordania), Machu Picchu (Perú), Chichen Itza (México), el Coliseo de Roma y el Taj Mahal (India).

La noticia provocó un estallido de alegría en la playa de Copacabana, donde cerca de 400.

000 personas asistían a una de las ediciones del Live Earth, un concierto mundial promovido por el ex presidente de Estados Unidos Al Gore en defensa del planeta.

El Cristo, que corona la cima del cerro Corcovado, es uno de los grandes atractivos turísticos de Brasil. Con sus 710 metros de altura, es un privilegiado mirador para el turista, que puede divisar la ciudad entera, y para los creyentes que buscan un lugar de peregrinación.

La iniciativa de construir el Cristo fue de la Iglesia Católica, con ocasión del centenario de la Independencia de Brasil en 1922, aunque el monumento no fue inaugurado hasta 1931.

El proyecto escogido era del ingeniero Heitor da Silva Costa e inicialmente estaba pensado como un Jesucristo con una cruz en la mano derecha y el mundo en la mano izquierda.

El diseño más realista dio paso a otro más simbólico.

Silva Costa, quien desarrolló el proyecto con el pintor Carlos Oswald, contrató al artista francés de origen polaco Paul Landowski y a Albert Caquot para ayudar en la realización de la obra, con Heitor Levy como ingeniero maestro de las obras.

El diseño más realista dio paso a otro más simbólico a petición del cardenal brasileño Sebastiao Leme, quien deseaba que se pudiera ver su carácter religioso desde cualquier distancia.

LA PATERNIDAD DEL CRISTO
Muchos sostienen que el proyecto es nacional ya que fue que creado, construido y financiado por brasileños. Pero hay una creencia de que el Cristo fue donado por Francia o creado allí, que pudo surgir porque se construyó en una época en que la cultura francesa tenía un fuerte peso en Brasil.

La vista era entonces aún más maravillosa que la actual, ya que lo que hoy se aprecia desde lo alto del Corcovado es muy diferente a la época de inauguración del Cristo: una enorme masa urbana desordenada entre las montañas.

Aún así, el paisaje es reflejo de la grandeza y la realidad de Brasil, un país repleto de disparidades y contrastes.

ACPress.net