nav
Domingo 19 de Noviembre de 2017

La Iglesia perseguida: Una voz para los silenciados en India

Diariamente los cristianos de la India experimentan la violencia de extremistas hinduistas. A pesar de ello la Iglesia crece con alrededor de tres millones de nuevos creyentes al año.

  • Sociedad    
  • 9 jul 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Diariamente los cristianos de la India experimentan la violencia de extremistas hinduistas. A pesar de ello la Iglesia crece con alrededor de tres millones de nuevos creyentes al año, sobre todo entre los desfavorecidos Dalits, los “intocables”.

Richard Howell, presidente de la Alianza Evangélica India, retrata como la Iglesia responde por medio del anuncio del evangelio, cursos y ayuda social a los hermanos en dificultades y gana con ello fuerzas.

Esperanza para los proscriptos

“Hechos personas, por medio de Jesús”

“Varias docenas de extremistas hinduistas, asaltan una nueva iglesia – creyentes heridos”- “Evangelistas vapuleados y detenidos” – “Iglesia devastada, vivienda de Pastor saqueada”: tales noticias llegan diariamente desde la India a la agencia de prensa de Open Doors. Y éstas son las menos graves. En este país de mayoría hinduista, los pastores son asesinados, las mujeres cristianas violadas. En la mayoría de los casos los autores son extremistas hinduistas o seguidores de partidos hinduistas, los mismos que en muchos estados se encuentran en el poder.

Nacionalismo religioso

“Para ellos vale: el que no es hinduista no es un verdadero hindú” explica Richard Howell, desde hace 10 años presidente de la Alianza Evangélica India (EFI).

“En su lucha por un estado nacional religioso, los extremistas persiguen sin piedad a todos los que nos son hindúes.” Por esta razón la minoría cristiana, un 3 % (6 % inoficialmente) de cerca de 1.200 millones de hindúes que viven en la India son cada vez más frecuentemente víctimas de extremistas violentos, al igual que otros grupos, como los musulmanes que cuentan cerca del 12 % de la población.

Avivamiento a pesar de la persecución

A pesar de ello, la iglesia crece de manera espectacular. Diariamente se convierten varios miles de nuevos cristianos, sobre todo en las regiones del norte. “De manera sorprendente la persecución, dolorosa como es, tiene efectos positivos. Hay solamente dos posibilidades, o bien te entregas por completo a Dios o te das por vencido.” Dice Howell. “Los nuevos convertidos son en su mayoría Dalits, también llamados los “intocables”. Ellos pertenecen al escalón más bajo del sistema de castas hindú, construido a base de injusticias y discriminación, son tratados como leprosos. En su fe en Jesucristo encuentran liberación y dignidad humana.”

Sentido de responsabilidad por los pobres

Según Howell, una de las razones de la gran concurrencia a las congregaciones, es que la iglesia desde hace muchos años tomó su responsabilidad, no sólo en el anuncio del evangelio sino en el discipulado y el cuidado de los nuevos cristianos. “Muchos viven en la extrema pobreza, por ello es importante, no sólo enseñarles en la fe, sino ayudarles a salir de la miseria.” Por ejemplo por medio de grupos de ayuda mutua, micro-emprendimientos, proyectos para aprender un oficio, o cursos de inglés, con los que aumentan sus chances laborales. Un rol muy importante lo cumplen las iglesias caseras, unas a otras se alientan y protegen. “Los Dalits no permiten que nada les impida vivir su fe, están acostumbrados a sufrir. Conozco de un grupo de Dalits en una aldea que querían bautizarse. Se les dijo: si hacen eso, perderán sus derechos especiales. Ellos respondieron: Jesucristo nos ha aceptado. Eso es mucho más valioso que cualquier privilegio material. Por medio de Él hemos sido hechos personas, ya no más inmundos, ni desterrados.”

La unión hace la fuerza

La iglesia ha entendido que sólo a través de la unidad puede ser una voz para los silenciados. “Antes los cristianos estaban muy aislados. Cuando en una aldea un pastor era atacado, nadie se enteraba de ello. Actualmente damos muchos cursos diferentes, especialmente también para las mujeres desposeídas. De esta manera los cristianos aprenden a conectarse y a apoyarse unos con otros. Con regularidad organizamos conferencias nacionales, contamos con un servicio legal e intentamos sensibilizar al público en general de la persecución de cristianos.”

Open Doors lleva adelante desde hace años “Seminarios SSTS” en la India, para fortalecer a los perseguidos. Los testimonios de los participantes hablan por sí solos: Ezequiel (60) dice: “Estoy muy agradecido por este aliento. Cada creyente debería recibir esta información tan preciada. Cuando estamos espiritualmente fortalecidos y conocemos nuestros derechos, podemos resistir la persecución.” El pastor Wilson y su esposa Sunita relatan como en septiembre de 2005 su iglesia fue obligada a tomar parte de una ceremonia de reconversión al hinduismo. “Nos hizo bien hablar de ello. De este seminario nos llevamos a casa una buena provisión vital de alimento espiritual que compartiremos con nuestros hermanos y hermanas. Estamos gozosos, porque sabemos que no estamos solos.”

Dios se muestra

“El anuncio del evangelio y el servicio al prójimo traen fruto.” Dice Howell. “Dios se deja ver. Una mujer muy necesitada, Dalit y viuda, recibió ayuda para salir adelante de su situación. Hoy es pastora de una iglesia. Dios actúa a través de la palabra, las obras y los milagros. Y los milagros realmente ocurren: tengo dos amigos musulmanes que se bautizaron, porque Jesucristo se le apreció en un sueño. Experimentamos muchas sanaciones por parte de creyentes que no tenían conciencia de tener este don.”

La iglesia cumple un rol muy importante en la paz social. Sin paz no hay chances de desarrollo. “Esto pertenece a nuestra visión: La India tiene que ser saturada por los valores del cristianismo. Esto significa ayuda para los pobres, igualdad y reconciliación. Entonces el cambio social y el desarrollo de la economía son posibles.”

Oración y contar a otros

Sunita, la esposa de Richard, nos da un ejemplo de cómo la iglesia puede influir más allá de los límites religiosos. “Muchas iglesias organizan cursos bíblicos para niños durante las vacaciones. Con frecuencia toman parte de ellos niños no cristianos. Nadie es dejado afuera. Esta es una oportunidad muy valiosa, los niños son muy abiertos y ellos son el futuro de la iglesia y del país.”

El gran desafío es aprovisionar la creciente iglesia con suficiente material, cursos, y medios, dice Howell. “Sólo cristianos con formación pueden apoyar a otros.” Esto es por sobretodo importante, ya que en muchos lugares se trata de la primera generación de cristianos. Por esta razón son cada vez más los líderes laicos que son capacitados. “Sin la ayuda de organizaciones como Open Doors todo esto sería impensable, estamos agradecidos por la ayuda que recibimos del Cuerpo de Cristo en todo el mundo. Oren por la Iglesia en la India, para que a pesar de la persecución siga adelante. Y hablen a otros de lo que pasa en India.”

Fuente: Tomado de la revista Open Doors Magazin / Julio 2007