nav
Martes 12 de Diciembre de 2017

Sí permitirán las Biblias en Juegos Olímpicos de Pekín 2008

“La información es falsa, además habrá en la Villa Olímpica un centro de servicios religiosos”, aseguró una portavoz del BOCOG.

  • Sociedad    
  • 19 oct 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 (BOCOG) aseguró hoy que atletas y directivos tendrán permitido llevar biblias en la Villa Olímpica, desmintiendo los rumores sobre su presunta prohibición difundidos por el diario milanés “La Gazzetta dello Sport” este fin de semana.

“La información es falsa, además habrá en la Villa Olímpica un centro de servicios religiosos”, aseguró una portavoz del BOCOG, informó Efe.

Otro portavoz del BOCOG contactado aseguró igualmente que no habrá prohibiciones de biblias u otros libros religiosos en los apartamentos de los atletas, y señaló que el periódico italiano no había contactado con ellos para hacer esa noticia.

“La Gazzetta dello Sport” aseguró en su portada del 12 de octubre que China prohibiría la Biblia en la Villa Olímpica “por razones de seguridad”, e incluso que los atletas no podrían llevar ningún símbolo religioso.

“Intentaremos contactar con el diario”, declaró el representante de BOCOG.

De hecho, el pasado mes de marzo el presidente de la Iglesia Católica Patriótica china recomendó que Pekín facilite biblias a sus huéspedes durante los JJOO de 2008, para ayudar así a aclarar los “malentendidos” sobre la política religiosa en China.

“Muchos atletas y turistas extranjeros abarrotarán Pekín en los Juegos, la mayoría de ellos con creencias religiosas. Ofrecerles biblias en los hoteles atenderá a sus necesidades religiosas”, aseguró Liu, líder de los católicos oficiales chinos, que no reconocen la potestad del Papa.

Dentro de su lavado de cara ante los Juegos, Pekín quiere acabar con las críticas generalizadas sobre la falta de libertad religiosa en el país y no se ha cansado de repetir que este derecho está recogido en la Constitución, siembre que no se violen las leyes y que trate de creencias aprobadas por el Gobierno.

Sin embargo, organizaciones pro derechos humanos subrayan que aún existe persecución a algunas organizaciones religiosas, como el grupo budista Falun Gong, los católicos clandestinos que sí obedecen a Roma y algunas sectas cristianas.

El Universal