nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Una coalición de ministerios evangélicos combaten ley migratoria en Estados Unidos

Una coalición de ministerios cristianos hispanos de Estados Unidos interpuso una demanda para impedir que entre en efecto una nueva ley que prohíbe transportar o albergar a inmigrantes indocumentados en el estado de Oklahoma.

  • Sociedad    
  • 31 oct 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La demanda de la Coalición Latina de Ministros Cristianos (Conlamic), organización que agrupa a más de 16.000 iglesias y ministerios evangélicos, señala que la medida es inconstitucional porque la inmigración es una responsabilidad federal y no estatal.

El recurso legal será conocido este miércoles por un juez de la ciudad de Tulsa durante una audiencia de emergencia, un día antes de la fecha en que deberá entrar en efecto la controversial ley 1804, el 1ro.

de noviembre.

Es parte de una serie de desafíos, que encabeza Conlamic, a la reciente ola en Estados Unidos de mayores restricciones para inmigrantes indocumentados a través de leyes locales.

El reverendo Miguel Rivera, líder de Conlamic, dijo a BBC Mundo que la coalición busca defender a los hispanos de lo que llamó el cáncer de la división racial.

“Nosotros representamos a más de 16.000 iglesias en 34 estados y por nuestro capítulo llegan los incidentes”, explicó.

Convocatoria de oración

Rivera agregó que “eso fue lo que pasó en Irving, Texas. Las iglesias evangélicas latinas me llamaron cuando se dieron cuenta de los bloqueos en las calles que estableció el alcalde de Irving.

De ahí nosotros inmediatamente, vamos, nos sentamos con los pastores, hacemos una convocatoria de oración frente a la alcaldía y le entregamos a los abogados toda la evidencia de la información que yo traigo”.

Demandas similares han sido interpuestas en los estados de Georgia, Virginia y Texas. La Coalición participó también en acciones en defensa de los indocumentados en Riverside, Nueva Jersey, y Hazleton, Pensilvania.

La legislación de Oklahoma es considerada una de las más severas entre la serie de leyes antiinmigratorias que han sido aprobadas en los últimos meses en varios estados de EE.UU.

El instrumento establece como un acto criminal transportar o albergar a indocumentados. Las empresas, que tienen prohibido contratar a inmigrantes ilegales, podrán ser demandadas por un trabajador con sus debidos documentos de inmigración si es desplazado por uno sin papeles.

Además la medida le niega a los indocumentados ciertos beneficios públicos, como asistencia financiera para pagar el alquiler y subsidios para combustibles.

También le da autoridad a la policía local para verificar los documentos de inmigración de los residentes.

El autor de la legislación es el representante republicano Randy Terrill, quien dijo que no desea que Oklahoma se convierta en un lugar confortable para los inmigrantes indocumentados.

“A las familias trabajadoras de Oklahoma no se les debe obligar a subsidiar la inmigración ilegal. Con la aprobación de la Ley 1804, vamos a eliminar esa carga sobre nuestros ciudadanos,” dijo el legislador cuando fue aprobada la medida en mayo pasado.

Otras 90 localidades del país tienen leyes similares, aprobadas a raíz del fracaso del Congreso en pasar una ley migratoria integral.

BBC