nav
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Kaká deberá explicar a la justicia relación que tiene con su iglesia evangélica

Deberá explicar sus vínculos con polémicos pastores encarcelados.

  • Sociedad    
  • 14 ene 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Procuraduría General de Milán ha pedido al Ministerio Público del estado brasileño de Sao Paulo que interrogue al astro Ricardo Izecson Santos Leite, “Kaká”, por sus nexos con la iglesia evangélica Renascer, cuyos fundadores están presos en Estados Unidos.

El documento de la fiscalía brasileña, firmado por el fiscal Marcelo Batlouni Mendroni, a su similar italiana fue publicado en la última edición de la revista Carta Capital.

El semanario indicó que la Justicia brasileña quiere escuchar al astro del Milán sobre sus vínculos con Sonia Haddad Hernandes y Estevam Hernandes, pastores-fundadores de la iglesia cristiana.

El matrimonio Hernandes fue condenado en Estados Unidos por “conspiración para el contrabando” y “contrabando de dinero”, luego de ser detenidos en un aeropuerto de ese país cuando intentaban ingresar 56,400 dólares no declarados dentro de una Biblia.

En el documento, Mendroni orienta a la Justicia italiana sobre las preguntas que debe hacerle al electo mejor jugador del mundo en la temporada 2007.

La revista indicó que las donaciones por diezmos que hace el jugador a la investigada iglesia superan el millón de dólares anual.

El interés es sobre el mecanismo utilizado para la donación y si el deportista sabe con exactitud el destino de la misma.

La pareja es acusada en Brasil de desviar 130 millones de reales (unos 74.15 millones de dólares) de diezmos de la iglesia para su patrimonio personal.

Kaká, una persona que se ha confesado muy creyente, inclusive dedicándole goles a Dios, ha dicho que ha donado anualmente a esa iglesia.

El juez Marcelo Batlouni envió un cuestionario a Kaká para conocer más en detalle su relación con la pareja, informó la revista.

Entre las preguntas, el juez quiere saber si el jugador solía visitarlos y si sabía que habían sido detenidos. El cuestionario, enviado en septiembre, aún no ha sido respondido por Kaká, dijo Carta Capital.

El trofeo como Mejor Jugador de 2007 entregado por la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) fue donado por Kaká para la iglesia, con el fin que sea exhibido a los fieles en diferentes templos.

Antes de la prisión de los llamados “obispos” Hernandes, quienes poseen canales de televisión y emisoras de radio en Sao Paulo, la pareja visitaba con frecuencia la casa de Kaká en Milán.

Kaká, quien ha expresado su intención de convertirse en un pastor de Dios cuando se retire del futbol, suele mostrar camisetas que dicen que “Pertenezco a Jesús”.

El brasileño fue votado en diciembre el Mejor Jugador de la FIFA 2007, por delante de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Agencias