nav
Domingo 22 de Octubre de 2017

1500 templos evangélicos son mejorados para garantizar seguridad de feligreses en Costa Rica

En alrededor de 1.500 templos evangélicos de todo el país se trabaja intensamente desde julio para cumplir con los cambios en los edificios que les permitan garantizar la seguridad a los miles de feligreses que acuden a los cultos.

  • Sociedad    
  • 4 mar 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

En alrededor de 1.500 templos evangélicos de todo el país se trabaja intensamente desde julio para cumplir con los cambios en los edificios que les permitan garantizar la seguridad a los miles de feligreses que acuden a los cultos.

Estos centros deben cumplir con el Reglamento para el Funcionamiento de Templos o Locales de Culto, decretado por el Ministerio de Salud hace siete meses.

Entre las medidas que están ejecutando figura la señalización con rótulos e iluminación de emergencia, la construcción de accesos directos a la vía pública la instalación de extintores y otros equipos de seguridad contra incendios.

La ministra de Salud, María Luisa Ávila Agüero, confirmó que estos templos “se han venido poniendo a derecho”, luego de varios años de un pulso intenso sostenido por varios años con el Ministerio.

El clímax de la discusión se alcanzó en mayo del 2005, cuando el entonces diputado Carlos Avendaño subió al Monumento Nacional para protestar por los cierres de templos anunciados por Salud.

Hablar. “Lo que es rescatable es que con diálogo se arreglan las cosas. Ellos vieron la importancia de que los feligreses llegaran a los templos en buenas condiciones”, manifestó María Luisa Ávila.

“Nosotros no podíamos quitar requisitos en contaminación sónica ni en seguridad de las personas”.

La Ministra continuó: “El mensaje fue entendido. Pusieron a un grupo importante de gente a trabajar. Con el equipo del área legal nuestro y de protección al ambiente humano se han reunido para los últimos detalles”.

Reinaldo Salazar, de la Federación Alianza Evangélica Costarricense –que reúne a 3.000 grupos evangélicos–, ha manifestado su complacencia ante el diálogo con las autoridades de Salud.

De hecho, las conversaciones lograron un periodo de transición de dos años para lograr que todos los templos se pongan en regla.

Los primeros seis meses de capacitación sobre el reglamento ya pasaron. Ahora, los santuarios están obligados a presentar planes de trabajo con cronogramas sobre la ejecución de las obras.

En el próximo medio año, los locales de culto podrán solicitar un permiso temporal y, si cumplen con todos los requisitos, obtendrán una autorización para funcionar hasta por cinco años.

La publicación del reglamento también generó interés de parte de la Iglesia Católica.

De acuerdo con la Ministra de Salud, representantes de la Curia Metropolitana se reunieron con ella hace un mes.

“Me agradó muchísimo que, aunque tenemos pocas denuncias sobre templos católicos, los personeros de la Curia Metropolitana nos vinieron a solicitar supervisión de los templos.

“Ellos querían también cumplir con el reglamento, así que les dimos algunas indicaciones.

“Me parece que esa debe ser la actitud: que la gente, proactivamente, acuda a nosotros, aunque no estén metidos en un problema”, declaró la funcionaria.

Nación