nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Escritores seculares afirman que Génesis, Eclesiastés, Cantares y Job son los mejores libros de la Biblia

El diario colombiano EL TIEMPO consultó a algunos escritores e intelectuales que resaltan la importancia del ‘libro de los libros’ y aconsejan algunos pasajes de lectura obligada por su singularidad literaria y poética.

  • Sociedad    
  • 25 mar 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El diario colombiano EL TIEMPO consultó a algunos escritores e intelectuales que resaltan la importancia del ‘libro de los libros’ y aconsejan algunos pasajes de lectura obligada por su singularidad literaria y poética.

Enrique Serrano, escritor

El principal valor literario de la Biblia es, a mi juicio, su capacidad simbólica. Es el libro que, más que historias, recorre los mitos y los símbolos sobre los cuales se han construido nuestras culturas.

Por eso es tan importante la idea de viajes, de peregrinación y de lealtad.

Resulta muy interesante el concepto de una humanidad nómada que, como el pueblo de Israel, hace ese viaje perpetuo que no termina jamás.

El Eclesiastés, el Cantar de los Cantares y el Génesis son extraordinariamente bellos y además tienen una tremenda fuerza evocadora.

También se puede decir lo mismo del Éxodo. Pero a mí me gusta más, por razones de orden histórico, el libro de Daniel, porque es una puesta en escena, ya no solo del pueblo de Israel sino también del mundo de su tiempo. Es decir, la posibilidad que tiene el relato bíblico de predecir sucesos y de adelantarse a los tiempos. Otro libro que resulta muy poderoso, por sus enseñanzas, es el libro de Job.

El Apocalipsis ya pertenece a la lógica del Nuevo Testamento, que es un libro muy críptico, pero interesante. Curiosamente es muy difícil de leer porque hay que tener un gran conocimiento bíblico para poder interpretar de un modo más cabal todos sus signos y todos sus misterios.

Marco Schwartz, escritor

Me encanta el Cantar de los Cantares, porque es un bellísimo poema erótico, con muchas metáforas de una gran riqueza visual.

Citaría también el Eclesiastés: una gran reflexión sobre el sentido de la vida y el sentido de las cosas.

Es un poema en el que su protagonista cuenta, en primera persona, cómo en un momento dado quiso ser muy rico y descubre que de nada sirve la riqueza, que la vida es una “vanidad de vanidades”, estribillo que se repite a través de todo el poema.

También me apasiona el libro de Job. Coincido modestamente con Borges cuando dice que es uno de los grandes libros que se han escrito en la historia de la humanidad.

Plantea el cuestionamiento, desde la justicia divina, de una persona que está siendo sometida a constantes pruebas y frente a todo tiene esa duda de “¿sigo creyendo o no?”.

En ese sentido también me parece un libro fascinante, por su valor filosófico y literario.

Estos tres libros me gustan mucho. Pero, por ejemplo, hay otros libros que yo llamaría menores, que son deliciosos, como el libro de Ester.

Además de estos libros, la Biblia tiene muchos pasajes memorables, que están dentro de otros libros.

Por ejemplo, la salida de Egipto y el cruce del Mar Rojo por el pueblo judío es realmente apasionante. O la pelea de David contra Goliat y la misma creación son imágenes que quedan en la memoria.

Belisario Betancur, ex presidente

Entre los libros del Antiguo Testamento que encuentro muy destacables están los del Pentateuco (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio).

Entre este grupo está el Génesis, que es una linda historia de cómo fue hecho el mundo y de cómo fueron hechos los seres que caminan, los que vuelan o los que nadan, así como la historia del pueblo primero que se formó desde el Paraíso.

Encuentra uno también episodios como el de Moisés salvado de las aguas, que es un cuento precioso: aparecer ahí a la orilla del río Nilo, donde lo rescata una princesa, y llegar a convertirse en lo que se convirtió.

Me gusta también el Cantar de los Cantares, del Rey Salomón, que ha sido vertido de muchas maneras.

Por ejemplo, en el Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, que para mí es uno de los más bellos poemas de amor de la lengua castellana.

Y los cuatro evangelios en el Nuevo Testamento son una preciosidad.

Ahora, en las Epístolas de San Pablo también hay unos textos bellísimos.

Otras opiniones

Borges decía que uno de los grandes libros que se han escrito en la historia de la humanidad es Job. El escritor alemán Thomas Mann se inspiró en uno de sus pasajes para escribir su tetralogía José y sus hermanos.

“Es muy grande su valor literario. La gente normalmente piensa que solamente tiene un valor religioso y resulta ser una fuente literaria de inspiración constante durante siglos”, comenta el periodista Álvaro Castaño Castillo.

Algunos apartes de la poesía de la Bibila

GÉNESIS

‘En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

JOB

“Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; te preguntaré y tú me enseñarás”.

CANTAR DE LOS CANTARES

“¡Cuán hermosos son tus pies en las sandalias, Oh hija de príncipe! Los contornos de tus muslos son como joyas, obra de mano de excelente maestro. Tu ombligo como una taza redonda que no le falta bebida. Tu vientre como montón de trigo cercado de lirios. Tus dos pechos, como gemelos de gacela. Tu cuello, como torre de marfil”.

ECLESIASTÉS

“Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol? Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece. Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta (…) ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido”.

APOCALIPSIS

“Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando”.

‘El libro de los libros’

La ‘Biblia’ cristiana que conocemos hoy fue ensamblada por primera vez en el Concilio de Hipona en el año 393 de nuestra era. Dicho canon de 73 libros fue confirmado en el Concilio de Cartago en el año 397 y nuevamente confirmado por decreto en la cuarta sesión del Concilio de Trento del 8 de abril de 1546 (este último válido sólo para los católicos romanos).

Las versiones católicas de la ‘Biblia’ constan de 73 escritos, en tanto que las versiones protestantes sólo contienen 66, debido a que ellos consideran que siete libros impresos en las versiones católicas (los Deuterocanónicos) solo son “lectura edificante”, pero no canónica. Las versiones ortodoxas, por su parte, pueden incluir 77 ó 78 libros.

Esta información es tomada de Wikipedia, donde el lector encontrará una extensa sección sobre temas bíblicos.

El tiempo