nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Indígenas de los Altos de Chiapas reciben la Segunda Edición de la Biblia en Lengua Tzotzil

Como signo de unidad entre católicos y evangélicos, entregaron a indígenas de los Altos de Chiapas la Segunda Edición de la Biblia en lengua tzotzil.

  • Sociedad    
  • 20 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Como signo de unidad entre católicos y evangélicos, el obispo de esta diócesis, Felipe Arizmendi Esquivel y el pastor Abner López, entregaron a indígenas de los Altos de Chiapas la Segunda Edición de la Biblia en lengua tzotzil.

La entrega se llevó a cabo en una ceremonia ecuménica realizada en el templo católico de San Juan Diego.

En entrevista, el obispo Arizmendi Esquivel comentó que se editó una segunda edición de la Biblia que desde 1998 se terminó conjuntamente entre la diócesis de San Cristóbal y la Sociedad Bíblica, sobre todo con los presbiterianos en el pueblo tzotzil de Chenalhó.

“Se hizo en tiempos de monseñor Samuel Ruiz y es una Biblia ecuménica, es decir, hecha entre diferentes confesiones cristianas”, explicó el clérigo.

Aseveró también que se hizo una segunda edición porque ya se había agotado la primera y los creyentes de las comunidades la solicitaban mucho y, “para nosotros es muy importante que la palabra de Dios nos una en vez de que sea una causa de división entre católicos y protestantes”.

Pero lo más importante, reconoció, es que esta entrega “es un ejemplo de que sí se puede avanzar en la unidad.

A veces nos encontramos algunas confesiones cristianas muy fundamentalistas y muy contrarias a buscar la unidad, y en cambio sucede al revés con el pastor Abner López y con la Sociedad Bíblica de México”.

Resaltó la disposición de este grupo de evangélicos para esparcir el mensaje cristiano, pues “hemos encontrado un ambiente cordial y de respeto, de saber valorar nuestras diferencias, pero sobre todo de trabajar juntos para que la palabra de Dios llegue en los idiomas de los pueblos indígenas”.

Por otra parte, monseñor Arizmendi reconoció que es una tristeza que la mayoría de las 56 etnias que hay en México todavía no tengan la palabra de Dios en su propio idioma, y “el hecho de que se tenga ya en tzeltal en la Biblia Católica y ésta en tzotzil, ecuménica, es un avance muy considerable”, aseguró.

Manifestó su deseo porque esta entrega se pueda tomar como una pista para seguir avanzando en estas traducciones, pues “los pueblos tienen derecho a la palabra de Dios en su propia idioma y ojalá que pronto les podamos cumplir”.