nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Evangélicos compiten con el catolicismo en América Latina

En algunos estados de la República mexicana, como Chiapas, “las iglesias evangélicas han avanzado a tal grado que hoy representan 20 por ciento de toda la población.

  • Sociedad    
  • 26 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

En América Latina convive una gran cantidad de religiones, sin embargo, como subregión es el actual bastión católico en el mundo, señaló el director Académico de la Universidad Iberoamericana campus Puebla, Juan Luis Hernández Avendaño.

“El catolicismo, en su expresión más clara de la ortodoxia romana, se ha concentrado en América Latina como una reserva muy importante”, pero el poder de esta religión no es absoluto, reconoció.

Al ser una a de las religiones más extendidas a nivel internacional, la penetración de otras doctrinas compite en la adhesión de fieles, tal es el caso del Islam, principalmente en Europa, Asia y Africa.

Esa situación ocurre entre otras cosas porque es una religión no institucionalizada, sin Iglesia ni poder central, por lo que se da de manera espontánea, explicó el directivo de la UIA.

En los países de Latinoamérica, donde el Islam no tiene influencia considerable, la situación es diferente, en estas latitudes “los movimientos evangélicos están muy posicionados y cada vez más, incluso en medios de comunicación”, explicó el académico.

Y añadió que esa actividad ha penetrado claramente en México, donde “podemos ver a estas Iglesias Evangélicas que encabezan los brasileños”.

Los evangélicos están teniendo recursos para ejercer su influencia, sobre todo en los ámbitos pobres, lo que el investigador llamó los ámbitos C y D de la población, donde está la disputa por los nuevos fieles.

En algunos estados de la República mexicana, como Chiapas, “las iglesias evangélicas han avanzado a tal grado que hoy representan 20 por ciento de toda la población”, de esa entidad, indicó Hernández Avendaño.

De acuerdo con el director de Humanidades de la Universidad Anáhuac, Carlos Lepe, las religiones protestantes, dentro de las que se incluyen los movimientos evangélicos, responden más una visión individual del mundo.

A diferencia del catolicismo, que “siempre ha sido una religión fuertemente comunitaria, que reconoce la importancia de actuar como Iglesia, no sólo como individuo y en lo privado, sino también en lo público”, añadió el investigador.

Sin embargo, explicó, históricamente “América Latina es heredera de la Ilustración, por lo que hay un gran anhelo y una visión política que quiere reducir lo religioso a lo privado”.

Con respecto a México señaló que hay una necesidad muy profunda de que todos los católicos se replanteen la presencia social de la práctica religiosa, ya que el catolicismo es un elemento importante de su participación política.

No obstante estas problematicas, México es sin lugar a dudas un bastión importante para el catolicismo en el mundo, donde se vive con gran vitalidad, a diferencia de algunos francamente deteriorados como puede ser el europeo, finalizó Carlos Lepe.