nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Evangélicos en Veracruz se oponen a estatua de santo

El pastor evangélico dijo que las autoridades deben respetar la ley y hacer valer el estado laico dejando que de las cuestiones religiosas se ocupen las Iglesias.

  • Sociedad    
  • 22 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Aunque dijo no saber mucho sobre el asunto, el secretario general de la Asociación Ministerial Evangélica de Veracruz (AMEV), Armando Díaz Salazar, expresó que la intención de colocar una estatua de San Rafael Guízar y Valencia en la Plaza Lerdo estaría violentando la laicidad del Estado si las autoridades municipales son quienes están apoyando eso.

El pastor evangélico dijo que las autoridades deben respetar la ley y hacer valer el estado laico dejando que de las cuestiones religiosas se ocupen las Iglesias, por lo que añadió que la AMEV está en contra de toda actividad en la que el estado promueva cuestiones religiosas, ya que los gobiernos deben trabajar para todos los ciudadanos, no sólo para los de cierta creencia religiosa.

Añadió que “si el Estado, es decir las autoridades municipales o estatales, están incurriendo en esa falta pues se les debe llamar la atención y levantar la voz, aunque no se puede hacer un juicio adelantado como para afirmar que se trata de un abuso, se debe investigar bien el asunto”.

En otros asuntos, Díaz Salazar mencionó que ante la cercanía de la Navidad y el año nuevo, las iglesias no han tenido la capacidad de enseñar a sus feligreses a ni dejarse llevar por el consumismo, que es un problema muy grave ya que ha convertido estas fiestas en asunto de mercantilismo, compras y gastos desmedidos que además generan nuevos problemas ya que al no cuidar el dinero sufren de la cuesta de enero.

En ese sentido, expresó que la AMEV hace un llamado a todas las Iglesias a crear programas de información, de enseñanza, para que la gente haga consciencia sobre sus ingresos y así los administren de una manera sobria, para que no metan a la familia en problemas por no tener dinero suficiente para hace frente a la crisis.