nav
Sábado 19 de Agosto de 2017

El presidente electo Barack Obama, extraña ir a los servicios Dominicales

El presidente electo Barack Obama, que en mayo rompió con su congregación debido a su “polémico pastor”, aseguró el domingo que se le hacía difícil una vida sin su comunidad cristiana y que junto a su esposa tenían previsto buscar rápidamente una congregación a la que acudir.

  • Sociedad    
  • 14 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Consultado en una entrevista de la cadena ABC sobre si echaba de menos esta cuestión, el futuro presidente, de confesión cristiana, fue explícito: “Sí, ha sido un periodo difícil”.

“Formaba parte de una comunidad de personas fantásticas que oran cada día por mí y me llaman”, dijo Obama. “Pero no es lo mismo” que asistir a un servicio religioso el domingo, añadió.
Obama indicó que todavía no había elegido su congregación en Washington, donde se instaló a principios de enero, pero que su esposa y él pensaban ponerse a ello seriamente.

“Una de las cosas que vamos a hacer Michelle y yo es probablemente visitar algunas congregaciones para ver cuál podría convenirnos”, dijo Obama.

El futuro presidente de Estados Unidos dejó su congregación de Chicago, la Iglesia Unida de Cristo (UCC, en inglés), a la que perteneció durante una veintena de años, cuando estaba a punto de lograr la investidura del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales.

Las prédicas incendiarias de su ex pastor Jeremiah Wright, quien casó a Obama y bautizó a sus hijas, fueron favorables para los republicanos, y las utilizaron en contra del entonces candidato a la Casa Blanca.

Con 1,2 millones de miembros, la UCC es considerada como uno de los grupos más liberales entre los pentecostales.

Durante la campaña electoral de Obama, Wright llegó a denunciar entre otras cosas el “terrorismo” de Estados Unidos y de Israel, y a afirmar que los negros debían decir “que Dios maldiga Estados Unidos”, a causa del racismo.

La Iglesia Metropolitana AME, que en su página web se describe como la “catedral nacional del metodismo africano”, podría ser una de las elegidas, añade el sitio. La parroquia está ubicada a pocos metros de la Casa Blanca y la mayoría de sus 2.000 feligreses son negros.

También tendrían en el menú de opciones a la Iglesia St. John, a pocos pasos de la Casa Blanca, conocida popularmente como “la iglesia de los presidentes”.

Mientras, la UCC, a la que renunció Obama, le extendió una invitación a Obama por escrito para que “regrese” a la sede de su iglesia en Washington, según indicó el diario local, The Hill.

Agencia Orbita