Evangélicos del sur de Chile exigieron rechazar en el Parlamento proyecto contra la discriminación

El mundo evangélico de Osorno, hicieron un fuerte llamado a los parlamentarios de la zona para que rechacen la inclusión de la frase “orientación sexual” en el articulado del proyecto de ley que establece medidas contra la discriminación.

  • Sociedad    
  • 6 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

La tramitación del proyecto ha vivido un conflicto entre las comunidades evangélicas y el Movimiento de Homosexual, Movilh, que ha hecho lobby con los parlamentarios en pro de esta ley

El mundo evangélico de Osorno (X Region de Chile), a través del Consejo de Pastores de la ciudad y el Movimiento Isacar, hicieron un fuerte llamado a los parlamentarios de la zona para que rechacen la inclusión de la frase “orientación sexual” en el articulado del proyecto de ley que establece medidas contra la discriminación, en segundo trámite en el Senado.

Oscar Cáceres, presidente del Movimiento Isacar señaló que la aprobación de la normativa provocaría un serio conflicto teológico y moral, ya que los cristianos “no sacaremos de nuestras biblias las referencias que condenan la práctica del homosexualismo, aunque eso signifique que nos lleven a los Tribunales de Justicia una y otra vez”.

A su vez, Carlos Martínez, presidente de la Unión de Pastores emplazó al senador Eduardo Frei a que defina su postura en esta materia, ya que los cristianos de Osorno “no estamos dispuestos a entregar nuestro voto a ningún candidato que desafíe la integridad moral de nuestra sociedad”, dijo Martínez.

TRÁMITE

La tramitación del proyecto contra la discriminación no ha estado exenta de conflictos entre las comunidades evangélicas y el Movimiento de Liberación Homosexual, Movilh, ya que es precisamente este grupo el que ha encabezado el lobby con los parlamentarios en pro de conseguir la aprobación de dicha ley.

Las razones del conflicto radican en que el articulado del proyecto que sanciona todo tipo de discriminación por acción u omisión basada en razones de sexo, género, raza, religión, etc., también agrega la frase “orientación sexual”, por lo que, la redacción de la ley aceptada tal cual está planteada hoy, generaría un fuerte conflicto con la comunidad evangélica que representa cerca del 22% de la población y, a juicio de muchos de ellos, desataría una fuerte persecución religiosa “ya que las sagradas escrituras condenan abiertamente las prácticas de carácter homosexual”, señalaron.

A nivel nacional, los evangélicos manifestarán su rechazo a este proyecto y enviarán desde todo el país una postal al presidente del Senado, Adolfo Zaldívar, en la que señalan entre otras cosas que “rechazan todo proyecto de ley que desafíe la integridad de la familia”.

La postal irá acompañada de un documento elaborado por juristas y teólogos evangélicos en el que manifiestan las razones para rechazar la inclusión de las minorías sexuales en la polémica normativa.