nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Evangélicos en Bolivia: “Votar Sí por la constitución es darle la espalda a Jesucristo y a Dios”

La Asociación de Iglesias Cristianas Unidas y una agrupación denominada Iglesias Re-unidas (IU) dicen que la Semana Santa desaparecerá y se impondrá el Willkakuti.

  • Sociedad    
  • 8 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Iglesia Cristiana dirigida por el pastor evangélico Charles Suárez; la Asociación de Iglesias Cristianas Unidas y una agrupación denominada Iglesias Re-unidas (IU) promueven la desaprobación del proyecto de nueva Constitución, en los referendos del 25 de enero, con el argumento de que votar por el Sí es darle la espalda a Jesucristo y a Dios.

El primer conflicto por el proyecto de nueva Constitución vinculado a la religión surgió durante el proceso constituyente en la ciudad de Sucre.

La mayoría oficialista decidió excluir al catolicismo como religión oficial del Estado.

Sin embargo, en los anteriores días ha surgido la oposición de grupos evangélicos que cuestionan la revalorización de las deidades y costumbres andinas, reconocidas por el proyecto de CPE.

El pastor Suárez, durante la jornada de oración “Defiende tu fe”, realizada el martes en la ciudad de Sucre, dijo que “antes de honrar a la Pachamama, prefiero honrar a Dios, y mi voto será por el No”.

El anuncio arrancó la ovación de una nutrida concurrencia que se dio cita en la plaza central, adonde también acudieron los prefectos de Santa Cruz, Rubén Costas; Ernesto Suárez, de Beni; Mario Cossío, de Tarija; Savina Cuéllar, y una de las hijas del ex prefecto pandino Leopoldo Fernández, ahora detenido en el penal de San Pedro.

El pastor Suárez, entonces, no se cansó de llamar al texto constitucional como “anticristiano y abortista”. “No somos de izquierda ni de derecha, somos de Jesucristo”, dijo, a tiempo de animar a los bolivianos a defender su fe y a no ser “tibios”.

A esa expresión se sumó la llamada Asociación de Iglesias Cristianas, que remitió mensajes a través de e-mail, pidiendo votar por el No, porque, de aprobarse la propuesta de Carta Magna, supuestamente se pondrían reglas a los cultos y ceremonias dedicadas a Cristo.

Asimismo, advierten de que los feriados por fechas célebres, como la Semana Santa o Corpus Christi, serán reemplazados por festejos como el Año Nuevo aymara o Willkakuti.

La organización no tiene personería jurídica; sin embargo, por las indagaciones realizadas, puede tratarse de congregaciones adventistas que tienen sus centros en Santa Cruz. La propuesta constitucional, en su artículo 4, menciona que “el Estado respeta y garantiza la libertad de religión, de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión”.

Asimismo, en los parágrafos 7 y 9 del artículo 30 se reconocen como derecho de los pueblos indígenas la protección de los lugares sagrados y la conservación de sus rituales.

Otro precepto en cuestión es el 86, que dice que “en los centros educativos se reconocerá y garantizará la libertad de conciencia y de fe de la enseñanza de religión, así como la espiritualidad de las naciones indígenas”.

Una agrupación denominada Iglesias Re-unidas (IU), también avivó, a través de un spot televisivo, la campaña por el No a la propuesta constitucional. Puso a elección de la población votante entre Jesucristo y el presidente Morales.

La producción televisiva sugiere la idea de que votar por el Sí al proyecto de Constitución es rechazar a Dios.

Ese spot se inicia con un fondo blanco y a continuación se inserta el siguiente texto: “¿Por quién votaría?”, luego aparece la foto del Presidente en el acto de posesión con características indígenas en el templo de Kalasasaya (Tiwanaku) en 2005 y una imagen de Cristo. Después aparece la tapa del texto de la propuesta de Carta Magna envuelta en llamas y con un fondo oscuro.

Una voz en off relata ese pasaje con las siguientes palabras: “La nueva Constitución Política del Estado no respeta a Dios y sólo permitirá el culto a la Pachamama”. Después de una transición a fondo blanco se leen las siguientes palabras: “Elige a Dios, vota No (…) No seas cómplice del pecado, elige a Dios, vota No”. Ese mensaje televisivo finaliza firmada con IU (Iglesias Re-unidas).

La Dirección Nacional de Comunicación Social (Dinacom) del Gobierno reaccionó de inmediato y produjo un spot televisivo en el que dice que en Bolivia existirá libertad de fe.