nav
Lunes 21 de Agosto de 2017

Juez obliga al autoproclamado “AntiCristo” a dar mitad de su “iglesia” a la esposa

El juez Roberto Piñeiro consideró en la audiencia que más que una “iglesia”, el puertorriqueño lo que tiene es un negocio particular del que se lucra a base de sus predicamentos.

  • Sociedad    
  • 12 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

El “líder” de la denominada “iglesia” Creciendo en Gracia fue obligado a entregarle la mitad de todos sus bienes a su ex esposa de la que se está divorciando. El juez Roberto Piñeiro consideró en la audiencia que más que una “iglesia”, el puertorriqueño lo que tiene es un negocio particular del que se lucra a base de sus predicamentos.

Miranda que primero comenzó auto denominándose como el “Cristo” de carne y hueso en la tierra, no vio buenos resultados en el estrategia y la cambió por la del “Anti Cristo”, lo que ha atraído a miles de seguidores en diferentes países del mundo, especialmente de habla hispana, aunque por igual es rechazado y odiado en numerosas naciones.

Josefina de Jesús Torres su ex compañera que interpuso la demanda de la separación, reclamó, según el periódico de La Florida The Herald que el “predicador” debía darla el 50% de sus posesiones.

Miranda que es un ex drogadicto y que ha logrado convencer a sus seguidores que “verlo a él, es ver al mismo Dios de frente”, ha acumulado millones de dólares por las contribuciones de sus fieles a la congregación. De manera Jocosa, Norma Segall, abogada de la ex esposa del boricua dijo que la iglesia de de Jesús, tiene tantos millones, que está segura de que si el predicador emite un “edicto de los cielos, podrá recuperar la cantidad exigida por el magistrado”.

La jurista consideró correcto el veredicto del juez. Líderes de otras sectas alrededor del mundo, califican como falso profeta a Miranda quien a la edad de 14 años ya era un adicto a la heroína y nació en 1942 en un barrio marginado de Ponce en Puerto Rico.

A temprana edad estaba ya preso por robo y después de haber pasado por muchas religiones, dijo “sentir” el “llamado” de Dios que lo “eligió” para que llevara su mensaje por el mundo. “Una noche Jesús se integró a mi”, sostiene Miranda en sus sermones.

La iglesia que lidera actualmente la fundó en Miami en 1982 y cuenta con varias representantes tanto en Europa como en América. Varios reverendos de su secta calificaron de “ignorante” el fallo del juez Piñeiro contra su líder.