nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

La fe en Dios inspira el nuevo disco de la banda U2

En un texto reciente, Bono explica lo que para él significa creer en Dios: “Explicar la fe siempre ha sido algo difícil. ¿Cómo se hace para explicar un amor y una lógica en el corazón del universo cuando el mundo está tan lleno de fracasos? ¿El libre albedrío nos ha crucificado también a nosotros?”.

  • Sociedad    
  • 17 feb 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Lo nuevo de U2 ya está sonando por las emisoras del planeta entero. El nuevo disco “No line on the Horizon” ha sido grabado en Dublín (de donde procede la banda), New York, London y… Fez, en Marruecos. La fotografía de la portada está hecha en Córcega (Italia).

Toda esta creatividad globalizada da forma a 11 canciones que cantan al amor, a las estrellas, a los niños, pero también claramente a Dios y de forma aún más concreta, al “Cordero”.

El sonido de lo nuevo de U2 es más contundente que en sus anteriores trabajos, y como marca el primer single, “Get on your boots”, las melodías recuperan líneas menos comerciales que en “How to Dismantle an Atomic Bomb”, el álbum anterior.

Con U2 vuelve también la conciencia social de sus canciones. Una determinación que le han llevado a impulsar proyectos para frenar la pobreza en África, y unirse a muchísimas causas para llevar, entre otras cosas, a una reconciliación entre musulmanes, judíos y cristianos.

El 3 veces candidato al Nobel de la Paz no niega su fe cristiana, y esto se puede ver una vez más en canciones como “White as Snow”, en las que las letras se refieren a Dios y al “cordero”.

“No se trata de si yo creo en el amor, sino de si el amor cree en mí”, dice una de las canciones.

SU FE, EN ACCIÓN
En un texto reciente, Bono explica lo que para él significa creer en Dios: “Explicar la fe siempre ha sido algo difícil. ¿Cómo se hace para explicar un amor y una lógica en el corazón del universo cuando el mundo está tan lleno de fracasos? ¿El libre albedrío nos ha crucificado también a nosotros?”.

Su entendimiento de Dios es experiencial, añade Bono: “Palabras y música han hecho de mí lo que unas sólidas e incluso rigurosas argumentaciones no habían logrado alcanzar. Me han introducido en Dios, no en la fe en Dios, sino más bien en un sentido tangible de Dios”.

“CON CRISTO, UNA RELACIÓN HORIZONTAL”
También resulta especialmente esclarecedora la entrevista que el líder de U2 concedió al periodista Michka Assayas, incluida en el libro “Bono: In Conversation with Michka Assayas”. Allí, el líder de U2 resalta que su “entendimiento se ha hecho simple a través de la personas de Jesucristo”. Por tanto, añade, “no dejo que mi mundo religioso se complique demasiado. Dios es amor, así que respondo tanto como puedo dejándome transformar por ese amor, y actuando en ese amor”. Algo que, claro, “no es tan fácil”.

En otro momento de la entrevista, Bono opina que “con Cristo, tenemos un acceso a una relación personal, uno a uno, mientras en el Antiguo Testamento, era más una relación de adoración y de temor, una relación vertical”. El amor de Cristo, sin embargo, es según Bono, una relación horizontal. Es decir, Dios ha pasado de ser “un padre” a ser “un amigo”.

Esta relación personal, pues, no debería ser sustituida por la religiosidad. Bono considera que “la religión puede ser enemiga de Dios. Pasa habitualmente que Dios ha abandonado el edificio. Donde una vez hubo convicción, hay ahora una lista de instrucciones, y hay dogma donde hubo gente que simplemente actuaba conforme a lo que creía”. Y añade, tajantemente: “Ahora tenemos una congregación liderada por un hombre, cuando hubo una vez una que estaba liderada por el Espíritu Santo”.

Para más información, con una versión más amplia de la entrevista, se puede consultar en la revista Christianity Today.

También ha tratado la fe de U2 el periodista y teólogo José de Segovia, en su columna mARTES.

ACPress.net