nav
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Obama y su política Pro-aborto: Latinos cristianos se oponen categóricamente

La Coalición Nacional Latina de Ministros y Líderes Cristianos (CONLAMIC) rechazó la orden que el presidente Barack Obama firmó el viernes, y que levanta la prohibición para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero.

  • Sociedad    
  • 4 feb 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Coalición Nacional Latina de Ministros y Líderes Cristianos (CONLAMIC) rechazó la orden que el presidente Barack Obama firmó el viernes, y que levanta la prohibición para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero.

En un comunicado, CONLAMIC, la mayor organización de cristianos latinos de Estados Unidos, calificó de “alarmante” el nuevo revés de Obama a las políticas establecidas por su predecesor, George W.

Bush.

Para la coalición, la decisión de conceder fondos gubernamentales a los grupos pro aborto en el exterior supone un “duro golpe a la comunidad cristiana evangélica latina, y a todos los americanos que creen en la santidad de la vida humana”.

“La orden ejecutiva del presidente Barack Obama dirigirá ahora el dinero de los impuestos hacia políticas pro abortistas en el exterior, apoyando una cultura de interrupción de la vida que es contraria a los valores tradicionales de muchos americanos”, dijo el reverendo Miguel Rivera, presidente de CONLAMIC.

La organización cristiana denuncia asimismo que el presidente Obama ha ejecutado esta orden “a puerta cerrada y alejado de la prensa, para evitar un revuelo mediático y minimizar la respuesta política”.

“Si esta es la primera orden ejecutiva del presidente, los americanos tienen razones para temer lo que está por venir respecto a los valores tradicionales. Esto tendrá consecuencias espirituales para nuestro país”, sentenció el reverendo Rivera.

El presidente de la coalición subrayó que los líderes evangélicos hispanos tienen “el mayor respeto por el nuevo presidente”, aunque consideró que es su “obligación moral” defender “la santidad de la vida, que es la base sobre la que se fundó este país”.

La concesión o no de fondos gubernamentales a los grupos pro aborto en el exterior ha sido un asunto contencioso en las últimas administraciones, que los han autorizado durante mandatos demócratas y prohibido durante los republicanos.

Desde su aprobación el viernes, la medida ha sido bienvenida por diversos grupos de planificación familiar y sanitarios, que criticaban esta política alegando que causaba un aumento de los abortos ilegales en el exterior.

Washington destina cerca de 400 millones de dólares en asistencia a la planificación familiar en 53 países, según los datos de la Agencia de Cooperación Internacional de Estados Unidos (USAID).