nav
Sábado 16 de Diciembre de 2017

Denuncian “Cacería de brujas” contra mandos militares “evangélicos” en la Fuerza Armada Nacional de Venezuela

Con la llegada del GF (Ej) Gustavo Reyes Rangel Briceño se ubicaron en puestos de poder varios evangélicos, identificados con la religión protestante. La llegada de los evangélicos con Rangel a la cabeza no gustó, particularmente entre masones, marianistas y santeros.

  • Sociedad    
  • 31 mar 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

El matutino “Quinto Día” revela que con la llegada de coronel Ramón Carrizález al Ministerio de la Defensa, ha comenzado una “cacería de brujas” y están revocando los ascensos que hizo el general Rangel Briceño a “todos los evangélicos” que se ubicaron en altos cargos.

Esta es la columna completa de Sebastiana Barraez para el semanario “Quinto Día”:

Es en la Fuerza Armada Nacional. Con la llegada del GF (Ej) Gustavo Reyes Rangel Briceño se ubicaron en puestos de poder varios evangélicos, identificados con la religión protestante.

La llegada de los evangélicos con Rangel a la cabeza no gustó, particularmente entre masones, marianistas y santeros.

Rangel sale del cargo luego del polémico video donde él aparece en un culto de sanación, que levantó airadas críticas entre los militares. Ahora, con la llegada del coronel Ramón Carrizález como ministro de la Defensa hay una cacería de brujas contra todos los evangélicos en ese despacho. Se están desconociendo ascensos y resoluciones que ya aparecían en la gaceta pública.

Han sacado, incluso a generales de brigada y vicealmirante. Revocan los ascensos, lo cual es una violación porque lo publicado en gaceta es ley.

La excusa es falta de méritos y mil argumentos. Dicen que los títulos de los pastores no son reconocidos. Los de los sacerdotes católicos tampoco, pero hay un acuerdo entre el Ministerio de Justicia en su dirección de Culto y la Iglesia católica para aceptarles los estudios y ser capellanes.

Los más encarnecidos contra los oficiales evangélicos son los santeros. Además, prohibieron los cultos durante la semana, lo que acaba con ellos porque los fines de semana el personal está de permiso o de guardia. El reclamo de los evangélicos en el ministerio es que Carrizález está desconociendo la libertad de culto. Aunque el día de la transmisión de mando, a la que por cierto el presidente Chávez no asistió, el país oyó a Carrízález alabar a Rangel e incluso decirle que estaba seguro que no tenía vocación de traidor. Pero la verdad es que a Carrizáles no le simpatiza Rangel para nada, menos aún cuando hay quienes aseguran que tiene tan buena aceptación con Chávez que lo estaría considerando para ser Vicepresidente.

Por otra parte, tradicionalmente la estructura de la Fuerza Armada fue piramidal. Ahora se impone un nuevo modelo. Los ministros de Defensa hasta la llegada de Carrízalez podían ascender hasta teniente coronel; eso lo hacía el ministro en acuerdo con los comandantes de cada componente (Ejército, Armada, GN y Aviación). De esta manera podían ascender desde un distinguido de tropa hasta teniente coronel. El presidente de la República firmaba el punto y cuenta con el ministro, esa resolución salía en gaceta y era ley. El resto de ascensos, es decir, desde coronel a general mayor, era competencia exclusiva del Presidente.

Ahora la figura del ministro de la Defensa no comanda ni asciende; se limita a ser administrativo. Eso indica que la potestad de ascender a todos en la FAN termina siendo exclusiva de primer mandatario nacional.