nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Comunidad evangélica pide su plaza bíblica

Evangélicos pedirán al Gobierno del Estado les deje construir una “plaza bíblica”, la cual será pública y habrá de construirse en un lugar céntrico.

  • Sociedad    
  • 26 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Evangélicos pedirán al Gobierno del Estado les deje construir una “plaza bíblica”, la cual será pública y habrá de construirse en un lugar céntrico, esto, confiando en la igualdad que debe imperar en el Estado para todos los ciudadanos, pues aseguraron que si a los católicos se les permitió poner la imagen de Rafael Guízar y Valencia en un lugar público, ellos tienen los mismos derechos.

El coordinador de Enlace y Gestión del Consejo Representativo de Iglesias Evangélicas del Estado (Criev), Guillermo Trujillo, aseguró que el proyecto arquitectónico de dicha plaza está listo y se contempla tenga cupo para unas 500 personas.

Adelantó que esa plaza se construirá en Xalapa y estará en un lugar donde todos puedan acceder, pues no buscan ni quieren el traspatio.

Luego de que se hiciera oficial la colocación de la estatua de Rafael Guízar y Valencia por el rumbo del Orfis, Guillermo Trujillo, coordinador del Criev, expresó que no tienen reproche alguno, pues el gobierno ha demostrado pluralidad, por lo que han solicitado permiso para la construcción de una plaza bíblica.

Enfatizó que el proyecto está listo y están buscando el mejor lugar donde se ubique esa plaza, pues destacó que tiene que ser, al igual que la estatua de Guizar y Valencia, un lugar donde todo mundo la pueda ver.

“Respetamos lo que determinaron las autoridades a la solicitud que le hizo la religión católica y lista por ahí tenemos una petición a los gobernantes, nosotros ya tenemos en proyecto una solicitud y en proyecto arquitectónico una plaza, que será en honor a la Biblia, al libro de libros”, afirmó.

Destacó que están buscando el lugar adecuado para solicitarlo al Estado y al municipio, pues destacó que a ellos no les preocupa si se pone una estatua de quien sea, pero lo que sí desean es un trato igualitario, por lo que como Iglesia evangélica desean el mismo trato.

Sostuvo que el monumento a la Biblia sería un lugar de reunión donde los evangélicos y otras corrientes religiosas que tienen este libro como guía, serviría como sitio de reunión; esto, aseguró, no es nada nuevo, pues en México ya hay plazas bíblicas.

Enfatizó que dicha plaza, que tendría capacidad para unas 500 personas, tendrá la Biblia abierta al centro de la plazoleta, sin que esto se convierta en un fetiche, pues no se reunirán para adorara esa Biblia, sino que será un lugar de esparcimiento y de reunión.

“Los planos arquitectónicos ya están casi listos y la solicitud se hará en breve al gobernador, pues queremos un lugar accesible y a la vista de todos, no queremos el traspatio, queremos el mismo trato que se le da a la religión oficial, eso queremos, pues somos muchos evangélicos en el Estado, toda vez que actualmente somos más de un millón de evangélicos”, finalizó.