nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Líderes evangelicos piden a indocumentados a no participar del proximo Censo

Líderes evangélicos han tomado la decisión de recomendar a inmigrantes indocumentados a no participar en el próximo Censo de 2010 hasta que no haya una verdadera reforma migratoria en el país.

  • Sociedad    
  • 14 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Líderes evangélicos han tomado la decisión de recomendar a inmigrantes indocumentados a no participar en el próximo Censo de 2010 hasta que no haya una verdadera reforma migratoria en el país.

La Junta de Directores de la Coalición Latina de Ministros y Líderes Cociliares Cristianos (CONLAMIC) aprobó una resolución que señala que los que se oponen a cambios en las leyes migratorias utilizaron los datos del Censo como una herramienta antiinmigrante con la cual justificaron la agresión contra familias indocumentadas con estrategias de terror y mentiras que polarizaron la opinión pública .

Las ciudades de Riverside en Nueva Jersey, Hazleton en Pensylvania, Irving y Farmers Branch en Texas y el estado de Oklahoma son evidencias del capital político que sirven las estadísticas del Censo a favor de politiqueros oportunistas, quienes usan y aprovechan las mismas para crear malestar en sus comunidades con argumentos falsos sobre los beneficios y la aportación que ofrecen las familias y trabajadores indocumentados , dijo el reverendo Miguel Rivera, presidente de CONLAMIC.

Rivera dio a conocer hoy, en comunicado de prensa, el contenido de la resolución y adelantó que tienen previsto aprobarla durante la reunión que tendrá CONLAMIC del 4 al 6 de junio próximo en Washington.

Miles de ciudadanos anglosajones piensan que el indocumentado evita legalizarse y cumplir con las leyes de este país , dijo Rivera y agregó que ello ocurre porque desconocen de un sistema de inmigración obsoleto, que impide a millones de familias y trabajadores honestos corregir su estado inmigratorio .

A éstos, por concepto de los reportes del Censo, se les acusa de ser un lastre económico en sus comunidades y arremeten contra nuestras familias de fe, con leyes antiinmigrantes que les obliga a salir de nuestras iglesias y sus comunidades , afirmó.

Por su parte, el reverendo Luis López, vicepresidente de CONLAMIC, aseguró que no es suficiente con suspender las redadas durante el tiempo que se lleve a cabo el Censo.

Es después del Censo que se manifiestan los problemas contra nuestra comunidad latina indocumentada. Lo único que puede garantizar que todos seamos contados es una reforma migratoria , argumentó el líder religioso evangélico.

CONLAMIC enviará una carta al Departamento de Comercio y su División de Administración del Censo 2010 para informarles que apoyan que se realice un Censo entre residentes y ciudadanos.

Sin embargo -reiteró Rivera- avisaremos desde nuestros púlpitos a toda persona indocumentada que no abra la puerta ni conteste el cuestionario del Censo hasta que no haya una reforma migratoria .EFE