nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

El grupo musical Semilla de Mostaza visita hospitales en Mexico

En medio de la crisis sanitaria, la fe y la espiritualidad se han convertido en un refugio y una esperanza para algunos mexicanos, así como en una oportunidad para que diversas iglesias se acerquen a los enfermos y a los familiares, con el fin de ofrecer su asistencia y organizar cadenas de oración.

  • Sociedad    
  • 8 may 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

En medio de la crisis sanitaria, la fe y la espiritualidad se han convertido en un refugio y una esperanza para algunos mexicanos, así como en una oportunidad para que diversas iglesias se acerquen a los enfermos y a los familiares, con el fin de ofrecer su asistencia y organizar cadenas de oración.

Una de ellas es Semillas de Mostaza, grupo cristiano creado desde hace 10 años y cuyos integrantes, desde la semana pasada, recorrieron hospitales de la Ciudad de México para ofrecer sus servicios a familiares de enfermos.

En sus pláticas oraron y distribuyeron volantes con información sobre la influenza.

En internet, cristianos evangélicos crearon el blog “mexicoenoraciones”, donde convocan a los lectores a formar parte de una cadena de oración que realizan diario a las 11: 00 horas y 19:00 horas.

“Es tiempo de orar y clamar con una voz que Jesús sane nuestra Tierra y perdone nuestros pecados. No sólo por esta epidemia de influenza que afecta a nuestra Nación y a otras. Hemos vivido en los últimos años situaciones difíciles por la economía, la corrupción, la delincuencia organizada, la brujería”.

“Debemos como cristianos informarnos, ser responsables, participar como ciudadanos, colaborar, ser honestos, brillar en medio de la oscuridad, predicar con el ejemplo, pero sobre todo debemos creer en Dios”, dice el blog.

Arturo Farela, presidente de la Confraternidad de Iglesias Cristianas y Evangélicas (Confraternice), que reúne a 50 mil congregaciones, dice que en esta crisis los fieles desean estar en mayor contacto con su iglesia y orando en el templo de Dios. No obstante, dice, “estamos tranquilos, sin miedo a las pestes porque si vivimos o morimos somos de Jesucristo”. Todos sus templos están abiertos pero no reúnen por ocasión a más de 40 personas.

Semillas de Mostaza también hace referencia en un volante a pasajes de la Biblia y el Apocalipsis: “Estamos viviendo momentos difíciles que nos hacen reflexionar ante la muerte y la enfermedad. Dios tiene algo que decirnos: Dios nos ama y cuando nos creó, nos creo eternos para vivir con él, que es eterno y santísimo, pero nosotros pecamos. Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres por cuanto todos pecaron”. Y al final señala: “El Señor viene pronto”.

“Ahora es cuando más debemos acercarnos a Dios, seamos creyentes o no”, decía Rosa, integrante de Semillas de Mostaza, a quienes se acercó para orar.