nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Mision de la iglesia ante el estado y la sociedad venezolana

Pastores, pastoras, obispos, obispas, líderes y lideresas de las iglesias cristianas venezolanas a la opinión pública.

  • Sociedad    
  • 20 may 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

“… ENTONCES CONOCERÁN LA VERDAD, Y LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES”. (Juan 8:32).
1. Desde nuestra fe cristiana liberadora saludamos este Proceso Venezolano

Nosotros, pastores, pastoras, obispos, obispas, líderes y lideresas de las diversas iglesias y comunidades cristianas de Venezuela saludamos con beneplácito el Proceso de Transformación democrática y Revolucionaria que vivimos en Venezuela. En los diferentes Estados donde se encuentran ubicadas nuestras iglesias, nuestras comunidades cristianas, nuestro pueblo pobre y creyente, tanto sus pastores como la membresía de las mismas participan activamente en las Misiones Robinsón, Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Vuelvan Caras, Banco de la Mujer, Mercal, Banco de Pueblo, Consejos Comunales, además nuestros templos están al servicio de la comunidad y del pueblo en general prestándose para el desarrollo de las diferentes políticas sociales dirigidas a elevar la calidad de vida de los sectores populares.

2. La misión cristiana en la Venezuela bolivariana.

Al referirnos a este punto partimos de tres afirmaciones importantes:

a) La misión cristiana es misión de liberación, porque el mensaje de Jesús es un mensaje liberador.


b) El mensaje de Jesús, como mensaje liberador, tiene elementos que sobrepasan cualquier institucionalidad o jerarquía eclesiástica.
c) La institución se aleja de la misión de Cristo cuando promueve valores contrarios a la vida plena que él ofrece.

En el sermón de las bienaventuranzas Jesús valora a los que construyen la paz (Mateo 5:9), pero es importante entender que la paz en la que cree Jesús es la paz cimentada en la justicia, que es la perspectiva profética de la paz. En el mismo sermón Jesús valora también a todas las personas que sufren por diferentes causas (Mateo 5:4), y entre esos habrá que tomar en cuenta los sufrimientos que ocasiona la pobreza generada por los sistemas injustos. También se acuerda de los que anhelan un mundo guiado por la voluntad de Dios (Mateo 5:6), que es agradable y perfecta según la perspectiva del apóstol Pablo. Y quienes luchan y sufren persecución por causa de la justicia de Dios también son bienaventurados (Mateo 5:10).

Pero en general, Jesús opta a favor de todas las personas excluidas de la sociedad: enfermos, pobres, presos, mujeres, niños (Lucas 4:18; Mateo 19:13-15). Para estas personas es en primer lugar su anuncio de vida plena. Son ellas los sujetos de su solidaridad y hacia ellas desarrolla un amor que sobrepasa todo entendimiento y toda institucionalidad. Por eso este mensaje no puede ser arrebatado a sus beneficiarios naturales, ni su contenido puede ser aprisionado en normas que no sean de su mismo espíritu solidario, de amor, de entrega total, de liberación y emancipación.

En ese sentido, desde una misión cristiana contextualizada y liberadora, nos alegramos porque las condiciones y oportunidades que hacen posible la vida han mejorado notablemente para ese 80% de venezolanos y venezolanas que vivían en pobreza crítica en nuestro país, de los cuales muchos pertenecen a nuestras iglesias, y que hoy perciben ingresos que contribuyen a elevar su calidad de vida mediante diferentes procesos de participación social y desde las diferentes misiones sociales.

3. Cristianismo liberador y Socialismo del siglo XXI en Venezuela.

Desde la caída del Muro de Berlín, pasando por la caída de la Unión Soviética y los socialismos en Europa, estamos frente a un nuevo desafío para los cristianos y cristianas comprometidos con la liberación de los pueblos, a favor de la justicia, la equidad, la verdadera democracia en libertad y justicia económica. Se vislumbran nuevas formulaciones en intentos de lograr la transformación social y económica como lo es la revolución bolivariana de Venezuela. Pero asistimos, además, a la arremetida feroz de un globalismo mundializado, fuerza controladora totalizante que intenta ahogar el proceso transformador e imponer su modelo imperial y excluyente a las mayorías empobrecidas.

Frente a ese globalismo injusto habrá que replantearse una nueva visión hacia este siglo XXI para combatir el capitalismo salvaje y su neoliberalismo desestabilizador. Las fuerzas vivas de mujeres y hombres inscritos en los movimientos sociales, los foros sociales a nivel mundial, las prácticas cotidianas desde la política y desde la fe, son señales de que ese “otro mundo posible” se está gestando. La pregunta siempre debe ser: ¿Podrá el cristianismo expresarse como fuerza solidaria y liberadora en este siglo XXI? Se ha dicho que el siglo XXI “será religioso o no será”. Ahí está el más grande desafío del potencial liberador del cristianismo en la historia. En Venezuela tenemos una experiencia acumulada de lucha por la justicia y la liberación. Lo que hace falta es asumirla y actualizarla.

4. Cristianismo y Revolución Bolivariana hacia un diálogo y una relación solidaria en Venezuela.

Existe en Venezuela, y ha existido siempre, una práctica cristiana liberadora unida a las luchas de promoción y defensa de la vida, los derechos humanos, la justicia, la paz, el resguardo de la creación, la convivencia armoniosa en el planeta. Con esta práctica cristiana en particular la revolución bolivariana puede establecer un diálogo recíproco y una relación solidaria. Un diálogo y una relación que involucre a ambos sectores en un intercambio mutuo de saberes y conocimientos, orientado por un lado hacia el fortalecimiento y profundización de los postulados de la revolución bolivariana, y por otro lado, hacia la encarnación de la fe cristiana liberadora en este contexto bolivariano.

En este diálogo de saberes y conocimientos jugará un rol fundamental la Teología de la liberación. El pensamiento bolivariano y el pensamiento teológico liberador parten de valores similares, ya que ambos se centran en el bien supremo para la humanidad, y ambos coinciden en grandes temas como lo son por ejemplo la dignidad e igualdad de todas las personas, la libertad y la justicia como derechos inherentes al ser humano, el respeto y la consideración hacia los más débiles, entre otros. Dicha afinidad se reconoce en la diversidad de tareas que, ya sea desde los ámbitos sociopolíticos, o bien desde los ámbitos de la fe, apuntan hacia un mismo fin: la liberación y la dignificación total del pueblo empobrecido, excluido y marginado por la economía del mercado y las políticas neoliberales.

5. Biblia, Teología y Revolución Bolivariana.

Entre estos tres polos, la Biblia, la Teología y la Revolución Bolivariana es posible un diálogo y una relación reciproca y solidaria. Un ejemplo muy sencillo de esto es la forma tan clara como parecen coincidir el pensamiento de Bolívar y la profecía Bíblica en cuanto a la educación como valor y pilar fundamental de la República por un lado, y para el pueblo de fe por otro.

Estas son declaraciones de Bolívar en el Congreso de Angostura el día de su instalación: “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”. “Moral y luces son los Polos de una República; moral y luces son nuestras primeras necesidades” (1819,49 y 56). En forma similar, el profeta bíblico Oseas exhorta al pueblo como sigue: “mi pueblo no tiene conocimiento, por eso ha sido destruido. Y a ti sacerdote, que rechazaste el conocimiento, yo te rechazo de mi sacerdocio” (Oseas 4:6)

Y no sólo el profeta, el sabio proverbista bíblico también enuncia bellamente “Dichoso el que halla sabiduría, el que obtiene inteligencia; porque son más provechosas que la plata y rinden mayores beneficios que el oro” (Prov. 3:14)

6. Venezuela se enrumba por caminos de esperanza.

Los cambios y transformaciones que actualmente se manifiestan en nuestra realidad social y política no pueden atemorizarnos o inhibirnos sino por el contrario, retarnos hacia una participación crítica, analítica, capaz de discernir las señales manifiestas que dan cuenta de la esperanza prometida para nuestra gente.

Debemos percibir con claridad que estamos ante un momento histórico muy importante para nuestro país, el cual definimos como un tiempo oportuno, el tiempo de Dios que ha llegado para Venezuela. Por ello somos solidarios con nuestros hermanos y hermanas en la fe, quienes han sido maltratados por una jerarquía apartada del evangelio de Cristo, que pareciera repetir la historia de los sumos sacerdotes, escribas y fariseos.

Hacemos por lo tanto un llamado a nuestro liderazgo eclesial para valorar los signos de vida y esperanza que se manifiestan en la actual coyuntura venezolana, los cuales se identifican con el espíritu liberador y transformador del evangelio, y les invitamos a sumarse creativa y proféticamente, asumiendo una participación cristiana consecuente con los postulados bíblicos y la herencia histórico libertaria de la que provenimos.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela abre un espacio importante para que las iglesias cristianas aporten al cambio; así mismo las nuevas leyes aprobadas y en discusión. En este sentido, el llamado a nuestras iglesias es para que tengamos un mayor conocimiento de la Constitución y las leyes, y para que sigamos aportando en la discusión, debate y construcción de éstas a fin de que se orienten a favorecer la esperanza del pueblo. Igualmente debemos ayudar para que esta Constitución y estas leyes se hagan realidad en la vida cotidiana de nuestras comunidades.

7. Un llamado permanente a la unidad con propósito liberador.

El tiempo es oportuno también para reafirmar en nuestro quehacer pastoral aquella vocación que convoca a hombres y mujeres amantes de la paz, la solidaridad y la justicia, para que sigamos siendo instrumentos de pacificación y de unidad con propósito liberador.

“Que Jehová nos bendiga desde su lugar santo, para que podamos ver el bien de nuestra nación, para que tengamos larga vida y haya paz sobre nosotros” (Salmo 128:5-6)

Obispo Gamaliel Lugo. Coordinador General del Frente Cristiano Bolivariano y Obispo presidente de la Unión Evangélica Pentecostal Venezolana (UEPV).
Cepla1@cantv.net, gamaliellugo@hotmail.com, gamaliellugo@cantv.net
Revdo. Omar Rodríguez, Moderador de Consejo Pastoral ARAMICA, Maracay, Aragua
Revda. Betty de Sanchez, Moderadora del Consejo Pastoral PORTUZONAII, Píritu
Revdo. Martin Blanco, Moderador Consejo Pastoral PORTUZONA I, Ospino, Portuguesa
Revdo. Misael Escalante, Moderador Consejo Pastoral ZULIMERITRU, Santa Bárbara
Obispo Eseario Sosa, Obispo Auxiliar de la Unión Evangélica Pentecostal Venezolana y Moderador Consejo Pastoral LAYARA, Barquisimeto, Lara
Redo. Ramiro Gutiérrez, Moderador del Consejo Pastoral Indígena PAINJIRRAWA
Pastor Kenneth Saunders, Coordinador del Frente Cristiano Bolivariano y pastor presidente de la Iglesia Cristiana Internacional Maranatha, San Francisco, Zulia
Pastor Jonas Gil, Pastor presidente de la Iglesia Gilgal UEPV y Coordinador Frente Cristiano Bolivariano
Pastora Rafnery González, pastora de la Iglesia Gilgal UEPV y Coordinadora Frente Cristiano Bolivariano
Revda. Elida Quevedo, pastora Iglesia Génesis y Presidenta Nacional de la Unión Misionera Femenil (UMIFE)
Hna. Gabriela Lugo, presidenta Nacional de la Unión Juvenil Imitadores de Cristo (UJIC)
Hno. Exeario Sosa Ocanto. Consejo Pastoral para la Musica, Liturgia, Evangelización y Ecumenismo y Movimiento Cristiano Cultural Caleb
Revdo. Melech Escalante, Director Escuela de Formación y Acompañamiento Pastoral UEPV y Coordinador Frente Cristiano Bolivariana
Revdo. Miguel Vásquez, Coordinador de Frente Cristiano Bolivariano
Pastora Herlinda Colmenares, Presidenta del Consejo para una Pastoral de la Comunicación y Los DD.HH.
Revdo. Ramón Castillo, Presidente Fundación Martin Luther King de Venezuela
Rvdo. Ever Hidalgo, Pastor presidente Iglesia Cristiana Evangélica Hosanna
Monseñor Enrique Albornoz, Arzobispo de la Iglesia Católica Reformada de Venezuela
Obispo Simón Alvarado, Iglesia Católica Reformada de Venezuela
Revdo. Dr. Carmelo Alvarez, Misionero-asesor, Unión Evangélica Pentecostal Venezolana
Revdo. Romer Portillo, Presidente Consejo para una Pastoral Negra, indígena y contra toda discriminación UEPV
Obispo Simón Sosa, Director Escuela Ecuménica de Formación Sociopolítica Exeario Sosa Luján
Pastora Sulmery Suárez, Presidenta del Consejo Pastoral de Niños, Niñas y Adolescentes
Revdo. Erdwin Delgado R. Pastor Iglesia Luterana en Venezuela (IELV) Zulia
Revdo. Cesar Henriquez, Caracas
Rvdo. José A. Amesty, Teólogo, Maracaibo, Zulia
Rvda. Esther Lugo, Pastora Iglesia El Cordero de Dios, Maracay, Aragua
Obispo Ismael Lugo, Maracay, Aragua
Obispa Amelia Rodriguez, Iglesia Filadelfia, Uveral
Obispa Extodolia Sosa, Union Misionera Femenil e Iglesia Jesucristo Liberador, La piedad, Lara
Obispa Delia Elizabeth Nieves, Pastora presidenta Iglesia Getsemany Maracay
Obispo Octavio Rodriguez, Iglesia Buenas Nuevas de San Carlos, Cojedes
Obispo Froilan Alvarez, pastor presidente Iglesia Dios Con Nosotros, Las Marias, Portuguesa
Revda. Guillermina Chaparro, Presidenta Iglesia Evangélica Luterana en Venezuela
Obispo Diego Hidalgo, Valencia, Carabobo
Obispo Angel C. Bravo, Pastor presidente Iglesia Nueva Vida en Cristo y Moderador Consejo Pastoral Moral y Etica
Revdo Moisés Escalante, Iglesia Estrella de la Mañana, Maracaibo
Pastora Maday Escalante Moderadora Consejo Pastoral para la Comunicación y los DD.HH
Hna. Janitza Lugo, Coordinadora Comisión Pastoral para la Música, la Liturgia, la evangelización y el ecumenismo del Consejo Pastoral COLMARA, Maracaibo
Obispa Ramona Lugo, Iglesia Estrella de la Mañana, Maracaibo
Revda. Raquel Suarez, Coordinadora Comisión Pastoral de la Mujer del Consejo Pastoral COLMARA
Pastor Bernardino Rosales, UEPV
Hna. Sofía Bracho, Coordinadora Comisión Pastoral para la economía popular y el desarrollo endógeno del Consejo Pastoral COLMARA
Hna. Yurbis Manzanilla, Consejo Pastoral COLMARA
Hna. Maite D`eramo, Iglesia Nueva Vida en Cristo, Maracaibo
Obispo Domingo Lugo, Iglesia Estrella de la Mañana Maracaibo
Pastora Nelly Molina, Iglesia Génesis, Maracaibo
Hno. Gabriel Lugo, Coordinador Comisión Pastoral para la Juventud COLMARA
Hna. Esoira Quevedo, Iglesia Génesis
Hna. Eneira Acosta, Directora de Música Iglesia Génesis
Pastora Libna Lugo, UEPV
Hna. Egla Quevedo, UEPV
Hno Yonny Lugo, UEPV