nav
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Kaká esta interesado en crear una Iglesia Evangélica en España

Como ya se había informado Kaká, conocido futbolista evangélico y miembro de los Atletas de Cristo, no sólo le agrada la opción de irse a España por vestir la camiseta merengue, también está muy interesado en hacer crecer a la Iglesia Evangélica en ese país.

  • Sociedad    
  • 13 jun 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Como ya se había informado Kaká, conocido futbolista evangélico y miembro de los Atletas de Cristo, no sólo le agrada la opción de irse a España por vestir la camiseta merengue, también está muy interesado en hacer crecer a la Iglesia Evangélica en ese país; ahora ya es una realidad.

El club español pagó $92 millones al AC Milán y Kaká ganará un total de $62 millones por un contrato de cinco años. El nombre completo de Kaká es Ricardo Izecson Santos Leite.

Desprende un aura de perfección que le hace un héroe algo distante quizás, pero diferente. Las palabras “Dios” y “Jesucristo” pueblan su discurso. Ante millones de espectadores que contemplaron sus éxitos con el Milán lució con orgullo una camiseta con el mensaje “I belong to Jesus” (Pertenezco a Jesús).

“Dios nos da más de aquello que pensamos o queremos”, dijo Kaká cuando con su perfecto traje Armani y su pelo peinado con gel recibió el premio a Mejor Jugador del Año de FIFA en 2007.

No por casualidad, al iniciar su carrera en el fútbol profesional en 2001, el muchacho nacido el 22 de abril de 1982 en el seno de una familia de clase media de Brasilia -la ciudad brasileña con nivel de vida más elevado-, recibió de sus colegas el apodo de “El Príncipe”.

Pero la vida cómoda desde el aspecto financiero no significa que Kaká no haya atravesado momentos dramáticos. El peor ocurrió en 2000, cuando sufrió un accidente en un parque acuático, se fracturó una vértebra cervical y por algunos días todos temieron que se quedara parapléjico.

Kaká se recuperó plenamente y, desde entonces, cada vez que marca un gol levanta los brazos al cielo en un gesto de agradecimiento.

Estaba enamorado de Caroline Celico, cuyos padres forman parte de la alta sociedad de Sao Paulo. Según el jugador, cuando se casaron en 2005, ambos seguían siendo vírgenes, un reflejo de su rígida formación religiosa. Ahora ya tienen un hijo, Luca, de apenas un año.

“Tener un don no es suficiente, tienes que tener dedicación”, asegura el jugador al dar la receta de su éxito.

El Real Madrid es ahora su meta. Sus planes de largo plazo no parecen incluir el fútbol, sino la religión. En una entrevista publicada en la revista masculina estadounidense “GQ”, Kaká reveló que, tras abandonar las canchas, sueña con convertirse en un predicador religioso, en un pastor.

“Me gustaría mucho. Es un camino lleno de desafíos. Implica el estudio de la teología, hacer cursos y un profundo estudio de la Biblia”, señaló Kaká.