nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

El 75% de los mexicanos rechaza la unión matrimonial entre homosexuales

Ley que permite la unión matrimonial entre homosexuales enfrenta la oposición de la sociedad mexicana.

  • Sociedad    
  • 16 ene 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pasado 21 de diciembre la capital Azteca despertó con la noticia de que las parejas homosexuales legalmente tendrán todos los derechos y obligaciones del matrimonio incluyendo la adopción.

Esta iniciativa que se pretende entre en vigor en marzo próximo, ha sido fuertemente criticada, ampliamente debatida y enfáticamente rechazada por la iglesia en México. La Asamblea Legislativa con 39 votos a favor y 20 en contra convirtió al DF en la primer capital Latinoamericana en aprobar reformas al Código Civil para legalizar la unión entre personas del mismo sexo.

Lo curioso es que esto se logró liderado por dirigentes políticos de la oposición (PRD) tratando de complacer a minorías tal y como sucedió con lo que respecta al aborto y la eutanasia meses atrás, con muy poca aceptación de la población en general.

Una encuesta realizada para el periódico “El País”, indica que solo el 29% de los capitalinos están de acuerdo con esta reforma y la cifra cae aun más cuando se considera la opinión de la sociedad a nivel nacional, llegando solo a un escaso 22%.

Uno de los noticieros matutinos más vistos de la Cd. de México encabezado por el conductor Esteban Arce, ha tenido serios debates y ha lanzado fuertes críticas al gobierno, considerando sobre todo el punto del derecho a la adopción como algo dañino y antinatural, recalcando la ausencia de consulta ciudadana y de opiniones de profesionales en sicología y sociología en este asunto.

El militante panista Giovanni Gutiérrez ha declarado que “el reconocimiento de las sociedades de convivencia homosexuales como matrimonio, va en contra del orden ético y desarrollo afectivo de nuestros hijos”.

Actualmente no se ha dado a conocer que alguna otra ciudad del país se sume a modificar su código civil en forma similar. Sin embargo Iglesias de todo el territorio nacional se instan a orar para que no suceda y se llegue a ver en el futuro esto como algo “normal”.

Pastores de diversas congregaciones afirman que esto es solo muestra de que hemos llegado al tiempo que marca la escritura en donde “a lo malo se le llamará bueno y a lo bueno malo”.