Líderes cristianos, judíos y musulmanes exhortaron a resistir contra despojo y expulsión

El rabino Abraham Cooper, decano asociado del Centro Simon Wiesenthal, está en contra de esta exhortación ya que ve en este documento es otro intento de socavar el apoyo a Israel en Estados Unidos y un esfuerzo de teólogos y activistas protestantes para destruir a Israel.

  • Sociedad    
  • 12 abr 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un destacado grupo de líderes cristianos, judíos y musulmanes sudafricanos, expresaron su solidaridad con los cristianos palestinos y los exhortaron a resistir contra el despojo y la expulsión de sus propias tierras.

El documento elaborado por los cristianos de esa región titulado: “saludando al Kairós Palestina” denuncia la ocupación militar de sus tierras catalogándolo “un pecado contra Dios y la humanidad”, y que cualquier teología que legitime la ocupación se aleja de las enseñanzas cristianas.

Nelson Mandela: “Nuestra libertad no será completa sin la libertad de los palestinos”, cita el escrito estos líderes cristianos quienes enfatizan que la “la justicia llegará a la Tierra Santa, como llegó a nosotros en este rincón del sur de África”.

Los líderes religiosos respaldan a la resistencia no violenta del Kairós Palestina. El Kairós Palestina fue presentado por primera vez en Belén el pasado mes de diciembre, en un evento al que asistieron representantes de iglesias de todos los continentes. Desde entonces, más de treinta organismos y mil trescientos cristianos palestinos legalizaron el documento, que también recibió adhesiones de iglesias, concilios de iglesias y cristianos de otras latitudes.

EL jefe del Departamento de Relaciones Ecuménicas y Ministerios en Ultramar de la Iglesia Evangélica Alemana, obispo Martin Schindehütte, señaló la importancia del documento para la reflexión interna de esa iglesia.

Samuel Pagán, teólogo y biblista puertorriqueño analizó que “el propósito fundamental del mal, en América Latina como en Palestina es destruir la imagen de Dios, ese mal procura destruir el alma y el espíritu del pueblo palestino, robándole su tierra”.

Mark Braverman, psicólogo y teólogo judío, enfatizó que el silencio de los cristianos frente a las violaciones de los derechos humanos por parte de Israel es un desastre para el cristianismo y la paz mundial.

Sin embargo el rabino Abraham Cooper, decano asociado del Centro Simon Wiesenthal, ve en este documento otro intento de socavar el apoyo a Israel en Estados Unidos y parte de un esfuerzo fusionado de teólogos y activistas protestantes para destruir a Israel.

Cooper, afirmó que el Consejo Mundial de Iglesias es el centro de la guerra teológica protestante contra Israel. Advirtió que hay sospechas de que algunos cristianos evangélicos están abandonando su simpatía por Israel.