nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

Líderes cristianos apoyan reforma migratoria que impulsa Barack Obama

Obama, instó a los Republicanos evangélicos a votar en pro de la reforma migratoria, sin embargo aunque se ve que algunos apoyan, otros se ha quejado de que los hispanos ilegales les ha quitado el empleo a algunos norteamericanos negros de escasos recursos. “Los inmigrantes no están quitando nuestros trabajos. La realidad es que estamos unidos a través de líneas étnicas y raciales”, dijo pastor el Derrick Harkins.

  • Sociedad    
  • 7 jul 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Pastores afro-americanos e hispanos unieron fuerzas para apoyar la reforma migratoria integral. Los líderes evangélicos blancos y conservadores asistieron al evento en la American University para mostrarle estar de acuerdo con respecto a su primer gran discurso del presidente Obama sobre la inmigración.

El famoso Bill Hybels, pastor principal de la iglesia de 12 000 miembros Willow Creek Community, en las afueras de Chicago, se presentó al Presidente Obama quien llegó a llamar a los republicanos y demócratas a trabajar juntos para revisar el sistema roto de inmigración del país.

“La pregunta ahora es si tendremos el coraje y la voluntad política para aprobar una ley en el Congreso, para finalmente dejarlo hecho pero estoy listo para seguir adelante, la mayoría de los demócratas, los estadounidenses están listos para seguir adelante pero sin el apoyo bipartidista, como lo tenía hace apenas unos años, no se puede resolver este problema”.

“La reforma que trae responsabilidad a nuestro sistema de inmigración no puede pasar sin votos Republicanos,” dijo, indirectamente Obama acusando a los Republicanos de sostener la reforma de inmigración comprensiva.

Los conservadores, evangélicos blancos se encuentran entre los más firmes partidarios del Partido Republicano. Sin embargo, varios de los miembros más prominentes de la comunidad evangélica se encontraban en la audiencia de este pasado jueves para apoyar al presidente y la reforma migratoria.

El Rev. Leith Anderson, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos y el Dr. Richard Land, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética de la Convención Bautista del Sur, estuvieron presentes.

En el mes de mayo, Anderson y Land -evangélicos conservadores- apoyaron una declaración instando a una reforma migratoria que incluía una vía de salario para los inmigrantes indocumentados que ya están en el país. Una versión del anuncio de la declaración corrió en “Roll Call”, que es ampliamente leído por los miembros del Congreso, exhortando a los legisladores para abordar el tema.

Sin embargo algunos pastores afro-americanos e hispanos se dirigieron a las críticas porque los inmigrantes ilegales están quitando puestos de trabajo de los negros estadounidenses pobres mientras rechazaban públicamente las afirmaciones de una brecha “negro-latina” sobre el tema.

Sin embargo no fue así la opinión de Derrick Harkins, pastor principal de la Iglesia Bautista Nineteenth Street en Washington, DC, y co-coordinador de la coalición. “Nos hemos reunido para disipar los mitos acerca de una división entre negros y latinos sobre la reforma migratoria. Los inmigrantes han fortalecido a nuestro país con su duro trabajo y compromiso con los principales valores estadounidenses”.

“Los inmigrantes no están quitando nuestros trabajos o recursos públicos. La realidad es que estamos unidos a través de líneas étnicas y raciales”, dijo Harkins.

Una reciente encuesta de opinión de CNN encontró que el 80% de los estadounidenses apoyan un programa para permitir a los inmigrantes ilegales que ya están en los Estados Unidos solicitar residencia legal si tienen un trabajo y pagan impuestos. Se estima que hay entre 11 o 12 millones de inmigrantes indocumentados en EE. UU.

F: Christian Post

En la foto: Desde la izquierda, el reverendo Al Sharpton, Janet Murguía, presidente y CEO del Consejo Nacional de La Raza, y Mort Zuckerman, director ejecutivo de News and World Report EU, esperan al presidente Obama, quien habló sobre la reforma migratoria, Jueves 1 de julio de 2010, American University en Washington. AP Foto