nav
Martes 22 de Agosto de 2017

Oremos por México se vivió intensamente en Monterrey

La Macroplaza corazón del estado de Nuevo León se lleno de alabanza y un ferviente clamor a Dios.

  • Sociedad    
  • 30 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pasado sábado 23 de octubre se dieron cita mas de diez mil evangélicos para interceder por la ciudad. Desde todos los puntos del estado y aun de Coahuila y Tamaulipas, creyentes de diversas denominaciones olvidaron las divisiones reconociéndose como un cuerpo llamado Iglesia para orar por México y en especial por estos tres estados del norte que en los últimos meses han sido fuertemente golpeados por una lucha inmisericorde entre el crimen organizado y la policía, dejando en las calles constantes balaceras, bloqueos viales y en general un temor e inseguridad paralizante.

Cayendo el sol aproximadamente a las seis de la tarde el coro de la Iglesia “El Salvador” comenzó la velada, posteriormente hizo lo propio el coro de CCI (principales organizadores) así como Alejandro del Bosque por parte de Castillo del Rey. Los cantos entonados dieron una atmósfera de unidad y fe.
Alrededor de las siete de la noche subieron al escenario diversas personalidades gubernamentales que reconocieron, agradecieron y fueron testigos de este memorable acontecimiento. El Lic. Treviño Cantú Secretario General de Gobierno, el Lic Edgar Romo Sub Secretario del área Jurídica , el Dr.

Eduardo Macias Director de Asuntos Religiosos, la Lic. Juana Aurora Cavazos Secretaria de Desarrollo Social así como algunos diputados y regidores de diversos partidos políticos se hicieron presentes y recibieron las bendiciones y ovaciones de los asistentes.
En representación del gobernador del estado Lic. Rodrigo Medina, el Secretario General de Gobierno entre otras cosas agradeció este acto y menciono que todos los dirigentes de gobierno requieren de las oraciones del pueblo para actuar con sabiduría en sus cargos.
Por parte del pueblo evangélico fue el Obispo de la Iglesia Metodista Raúl Garza, quien a manera de respuesta al discurso por parte del Secretario, agradeció las facilidades y apoyo para el evento y le reafirmo a todos los representantes gubernamentales que si bien hay mucha gente que les critica y rechaza hay miles de evangélicos que cada día oran al Señor por ellos y sus familias en amor y sobre todo en obediencia a Dios, declaró que todos los ciudadanos tienen corresponsabilidad en la construcción de una mejor sociedad, el rescate de valores, la lucha contra la drogadicción y la violencia. Menciono que todos estos cristianos luchan cada día desde sus hogares por formar buenos ciudadanos que influyan positivamente en la sociedad.
Así mismo pidió que las autoridades busquen el verdadero bienestar social aun cuando esas medidas no sean populares, que desarrollen con honestidad sus funciones sabiendo que darán cuentas de ello mas que al pueblo a Dios mismo y pidió no legalizar en la ciudad cosas que Dios no ha legalizado en su Palabra.
Se entono con respeto y patriotismo el Himno Nacional y entonces comenzaron casi tres horas ininterrumpidas de oración por México.
Comenzó el Pastor Isaí Montoya orando por arrepentimiento y pidiendo perdón a Dios por los pecados cometidos. Se oro por los gobernantes, el Presidente de la Nación y su familia, así como por el Ejercito mexicano. Posteriormente el Pastor Héctor Pérez representante de Tamaulipas puso este estado en manos del Señor. Del mismo modo el Pastor Fernando Ruiz lo hizo por Coahuila, quien declaro un avivamiento en el norte del país principalmente en estos tres estados. Cerro este ciclo el Pastor Guajardo intercediendo por Nuevo León.
Posteriormente la Dra. Fonda y la Hna. Laura Martínez oraron por las familias de México.
Ante el hermoso cuadro de miles de personas de rodillas por todo lo largo y ancho de la Macroplaza, el clamor a Dios por la ciudad y por cada vida en ella, resonó en todas direcciones.
Entre cada periodo de oración y al cierre de la noche David Alfano llevo a los presentes a adorar a Dios por medio de cantos sencillos pero poderosos en sus letras. La celebración termino con gozo y danza en hermosa alabanza a Jesús declarándole Señor de Monterrey, pasadas las diez de la noche.
El evento se trasmitió en vivo por televisión abierta através de Multimedios TV de Monterrey.
Se enfatizo al terminar que estro no era un “evento” sino un movimiento de oración nacional constante. Se anunciaron las fechas de las oraciones masivas para el próximo año en enero, abril, julio y el cierre del año se declaro por fe nuevamente en la misma Macroplaza ya que aunque se pretendía realizar en la Arena Monterrey se reconoció que dicho recinto con cabida para diez mil personas no seria suficiente para los asistentes de Oremos por México 2011.