nav
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Pastora apoya la legalización de la marihuana en San Diego California

La reverenda Canon Mary Moreno Richardson, pastora de la catedral pentecostal St. Paul en la localidad de Banker’s Hill, dijo que legalizar la marihuana tendría efectos positivos en los jóvenes con los que trabaja.

  • Sociedad    
  • 10 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un grupo de madres en San Diego, California propone que se legalice el consumo de la droga, con el argumento de que en un marco de regulación los niños estarían protegidos y se desalentaría la guerra contra el uso de estupefacientes.

El grupo Madres Unidas para Acabar con la Guerra ante las Drogas (conocido como “Un Nuevo Camino”, por las siglas del grupo en inglés) también busca evitar que el Legislativo estatal recorte fondos para el tratamiento de adictos, después que la propuesta para legalizar el consumo de marihuana en el estado fuera derrotada en las urnas en noviembre pasado.

Entre las acciones que organiza el grupo se cuentan protestas públicas, como una en octubre pasado frente a la oficina de la Fiscal de Distrito Bonnnie Dumanis, conocida por su postura contra la liberalización de la marihuana.

La reverenda Canon Mary Moreno Richardson, pastora de la catedral pentecostal St. Paul en la localidad de Banker’s Hill, dijo que legalizar la marihuana tendría efectos positivos en los jóvenes con los que trabaja.

La pastora, señaló que una de las consecuencias de la actual política contra las drogas, es la presencia de menores de edad indocumentados en el área que huyen de sus lugares de origen debido al poder de las organizaciones de narcotraficantes.

Moreno Richardson cuenta con una certificación en Análisis de Dependencia Química y ha sido por largo tiempo una activista contra la “guerra contra las drogas”, al considerar que el tratamiento en lugar de la cárcel es la mejor opción para lidiar con este problema social, por lo que apoya el activismo de las Madres Unidas.

“Es imperativo lograr cambios a la ley antes de que la violencia ocasionada por los carteles de drogas se traslade también a San Diego y una forma en la que se puede hacer una diferencia es al eliminar las altas ganancias obtenidas por la venta de las sustancias ilícitas en este lado de la frontera”, resaltó.

Gretchen Burns Bergman, directora ejecutiva de la organización Padres para el Tratamiento de la Adicción y la Recuperación, dijo a la agencia Efe que “no es que estemos a favor de las drogas o del alcohol, lo que pasa es que estamos a favor de nuestros niños y jóvenes, quienes son arrestados cada año, en forma particular aquellos de color debido a que la droga está disponible en grandes cantidades”, añadió Burns Bergman.

La organización argumenta que la regularización del marco legal de la marihuana implicaría una disminución en la posibilidad de su acceso, al tiempo que permitiría a agencias de aplicación de la ley concentrarse en otros crímenes de mayor impacto para la sociedad.

Hace tres días el escritor peruano Mario Vargas Llosa señaló que el Gobierno mexicano ha actuado con mucho coraje para enfrentar el narcotráfico, pero sostuvo que la única manera de acabar con la violencia que se registra en ese país es legalizando las drogas.

“Lo que ha quedado demostrado es que no se puede derrotar el narcotráfico mediante una política puramente represiva, y que es necesario despenalizar la droga”, resaltó Vargas Llosa.