nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Pobladores creen ver al diablo reflejado en pared de una Casa de Cultura

“Es el demonio. No se sabe si la imagen apareció sola o si alguien la pintó. Lo extraño es que platiqué con personal de la Casa de Cultura, y no saben cómo está ahí esa imagen diabólica”, narró Claudia Muñoz, trabajadora de la Compañía Licorera de Nicaragua.

  • Sociedad    
  • 31 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hace unos días apareció en la pared de la Casa de Cultura de Chichigalpa, Chinandega, -conocida como la “Tierra del Ron y del Azúcar”-, desde el atardecer del 23 de diciembre una silueta descrita con cabeza, ojos, cachos, cola y pecho blanco con anaranjado.

Sin embargo, el 25 de diciembre la forma desapareció, y reapareció a tempranas horas del 26, lo cual ha provocado asombro en el personal del local de la Alcaldía de Chichigalpa– y entre cientos de pobladores, informa El Nuevo Diario de Nicaragua.

“Es el demonio. No se sabe si la imagen apareció sola o si alguien la pintó. Lo extraño es que platiqué con personal de la Casa de Cultura, y no saben cómo está ahí esa imagen diabólica”, narró Claudia Muñoz, trabajadora de la Compañía Licorera de Nicaragua “Flor de Caña”, que aseguró que se trata de la cara del diablo, bien definida, tal como la presentan en algunas ilustraciones, y únicamente le falta el trinchante.

Karen Molina, dice que la imagen tiene que ver con ritos satánicos que, según ella, practican algunos jóvenes pertenecientes a grupos de rock, los cuales invocan el nombre de Lucifer. “Lo que veo no es fantasía, es la imagen del diablo.

No tengo miedo porque soy cristiana. Es necesario que esos jóvenes practicantes de rock, cambien de actitud”, indicó la muchacha.

William López, de 13 años, dice que las que la pintura no apareció por efectos de la humedad en la pared, sino porque el lugar, está poseído, debido a la música rockera con efectos diabólicos que varios jóvenes practican ahí.

Imagen centro de atracción para pobladores

Francisca Romero, del personal de seguridad de la Casa de Cultura, manifestó que la silueta se ha convertido en atractivo de cientos de personas. Un joven, en señal de absoluta valentía, dijo que le gustaría dormir en el lugar, para experimentar si existe una sensación extraña del supuesto demonio.

Sin embargo, Romero, no está segura de que la imagen del diablo esté reflejada en la pared, porque también tiene similitud a un toro con enormes cuernos y cola. “No puedo decir que es Satanás, porque no lo conozco”, expresó ella.

Pero Eduardo José Carrillo, párroco de la iglesia San Blas, de Chichigalpa, dijo que el alcalde Víctor Sevilla le comunicó que en la pared hay filtración de agua, por lo que a criterio del sacerdote, lo de la imagen es algo insignificante.

“La gente tiene suficiente criterio para diferenciar, siempre hay alarmistas, gente que ve cosas donde no las deben ver, y lo que deberían ver no lo ven. Es tiempo de Navidad, Dios viene para eliminar las tinieblas”, dijo añadiendo que debido al mal hay gente que transita por sombras de muerte y quieren ver “diablos” por todos lados, al involucrarse en brujerías, creando reacciones de miedo.