Asesinan a un hombre enfrente de una iglesia evangélica

En el camino Pérez fue interceptado por un muchacho que lo invitó a visitar la iglesia evangélica donde supuestamente había un sujeto quien le brindaría una oportunidad de empleo. Cuando llegaron al templo se le acercó un hombre quien le disparó cinco veces.

  • Sociedad    
  • 21 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Barcelona.- Luis Rafael Pérez Mota, (21 años de edad), fue asesinado en frente de una iglesia tras ser engañado por un muchacho quien le dijo que en iglesia evangélica Sión, ubicada en el sector Campo Alegre de la zona rural del municipio Simón Bolívar, había una persona que le iba a ofrecer un empleo de mecánico, publica El Tiempo de Venezuela.

Pérez, había salido de su casa en busca de una lata de leche para su bebé de días de nacido.

En el camino fue interceptado por un muchacho que lo invitó a visitar la iglesia evangélica donde supuestamente había un sujeto quien le brindaría una oportunidad de empleo. Cuando llegaron al templo se le acercó un hombre quien le disparó cinco veces, acabando inmediatamente con la vida de Pérez.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Barcelona, detuvieron a Keiber Tomás Pérez Antoima (21), señalado como presunto cómplice del homicida.

La policía ahora está tras la pista de Carlos Ochoa Antoima (29), conocido como “el de Cambural”, acusado de ser el autor material del crimen. Al parecer, el homicida y el cómplice, son primos.

Empleo fue un engaño

Leidis Malpa contó que Keibis Tomás, llegó el domingo en la noche a su casa, y le dijo a su esposo que se verían al día siguiente para visitar a un hombre que le ofrecería un empleo como mecánico.

Este lunes, aproximadamente a las 5:30 pm, lo buscó nuevamente y le dijo que el empleador estaba en la iglesia evangélica. La mujer presume que el chico actuó en complicidad con el asesino de su pareja.

“Keiber se nos vendió como un muchacho sano, ¿pero cómo se justifica que se llevara a mi marido para ese templo y lo mataran?” Malpa manifestó que eran más de las 7:00 de la noche cuando le avisaron que habían asesinado a su concubino. “Me dijeron que lo había matado Carlos ‘el de Cambural’ ”.

Recordó que hace cuatro años, su pareja se había agarrado a los golpes con Carlos, por motivos que no precisó. “Pensábamos que ese problema había quedado en el pasado, porque no volvieron a pelear más”.

El presunto homicida, es conocido en la comunidad como distribuidor de droga. Pérez carecía de empleo fijo, y estaba en busca de una vacante en el área de la mecánica. No era evangélico, pero acostumbraba a visitar la iglesia para escuchar la palabra de Dios.