nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Insólito: Anuncian en Brasil cine porno ¿para cristianos?

Quien anunció esto fue la Revista Salvador y la única diferencia que mostrará el “porno cristiano”, respecto al “porno clásico”, es que en estas películas los actores serán casados, con escenas debidamente cuidadas, según publica el diario El Universal de México.

  • Sociedad    
  • 30 ene 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El anuncio en Brasil sobre la producción de películas porno para un público cristiano, tiene a la mayoría de las personas atónitas. La noticia ha corrido como pólvora en toda la web, desde hace rato nos habíamos dado cuenta, pero considerábamos que era un invento, sin embargo los diarios serios han reproducido dicha publicación.

Quien anunció esto fue la Revista Salvador y la única diferencia que mostrará el “porno cristiano”, respecto al “porno clásico”, es que en estas películas los actores serán casados, con escenas debidamente cuidadas, según publica el diario El Universal de México.

Otras de la diferencia que hará el “porno cristiano” es que las parejas deben cumplir con todos los preceptos religiosos, sin actos denigrantes y con un lenguaje correcto, “basado en el amor”, porque según los productores, “no es proveer material para las fantasías de individuos que lo usan para su propia gratificación, sino que se utilizará para enriquecer las relaciones sexuales entre creyentes”.

“Por ejemplo, en el caso que un hombre necesite ser mejor instruido sobre cómo satisfacer a su esposa oralmente, o si una mujer necesita ayuda en cuanto a su sexualidad para ser más abierta a los deseos de su marido”, remarca la publicación “Salvador”.

Este nuevo género tiene sus restricciones. Los esposos participantes nunca deberán hacer apología al adulterio, a menos que se muestre el castigo por su pecado. En ese sentido, sus realizadores buscan que el contenido del mismo motive e inspire, llevando un mensaje positivo, enalteciendo los valores fundamentales.

Se aceptan toda clase de exclamaciones de placer, siempre y cuando sean sonidos naturales propios de la unión conyugal. “La idea es que se entienda al cuerpo como un regalo divino que merece ser tratado bien. Los filmes eróticos serán producidos para la educación de los creyentes”, afirma la publicación.