nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Juan Luis Guerra niega haber abandonado la iglesia por celos de su esposa (Video)

Guerra, desmintió dichas declaraciones de la pastora Lucy y por medio de su representante, Angelo Medina en San Juan, difundió un comunicado donde respetuosamente dijo que su compañera ha sido su “mayor bendición”.

  • Sociedad    
  • 22 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Ayer Juan Luis Guerra, aclaró por medio de un comunicado, que nunca ha abandonado su iglesia por celos de su esposa como lo declaró la pastora y comunicadora Lucy Cosme. Guerra, afirmó que lleva 12 años congregándose en la “Iglesia Más que Vencedores”, de la cual es el director de alabanza y adoración, “el mayor privilegio que un músico puede tener”, dice el artista.

Las declaraciones de Guerra, indican que nunca ha sido miembro de la Iglesia “Villa Bendición”, ya que la pastora Lucy, había afirmado que el cantante había dejado de asistir hace varios años a su congregación, porque supuestamente, Nora, -esposa de Guerra-, la acusó de estar enamorada de su marido y de quitarle su dinero.

Guerra, desmintió dichas declaraciones de la pastora Lucy y por medio de su representante, Angelo Medina en San Juan, difundió un comunicado donde respetuosamente dijo que su compañera ha sido su “mayor bendición”, porque lo ha ayudado a levantar sus manos cuando le faltan las fuerzas y que tras 26 años de matrimonio sigue “creyendo que su amor” que le “queda grande”.

Guerra, la llamó mamá Sarah, a la pastora Sarah Gronau de Jiménez, de la Iglesia Mas que Vencedores y la consideró “un regalo del cielo”, agradeciéndole: “Gracias por enseñarnos que el reino de Dios lo heredan los valientes”, concluyó Juan Luis en el comunicado.

La pastor Lucy Cosme, hizo sus declaraciones en el programa de televisión dominicano “El especial con Colombia Alcántara”, donde allí dijo que Guerra, había abandonado su congregación por los celos de su esposa. A continuación presentamos en un video en You Tube, donde habla la pastora Lucy al respecto.

Fuente: EL UNIVERSAL /EFE