nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Evangélicos y católicos se oponen que el gobierno de Bolivia controle financieramente las iglesias

Una reciente ley que otorga al gobierno poder para controlar financieramente a las iglesias evangélicas y les otorga la condición de organizaciones no gubernamentales, ha desatado la molestia de la feligresía boliviana, que ha llamado a protestas silenciosas en todo …

  • Sociedad    
  • 7 may 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una reciente ley que otorga al gobierno poder para controlar financieramente a las iglesias evangélicas y les otorga la condición de organizaciones no gubernamentales, ha desatado la molestia de la feligresía boliviana, que ha llamado a protestas silenciosas en todo el país.

Con la Ley de Otorgación de Personalidades Jurídicas aprobada en marzo “el gobierno quiere supervisar y legislar la religión y eso no corresponde a un país laico; va contra la constitución” que garantiza la libertad religiosa, explicó el reverendo Tito Montero de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia.

Montero, dijo que la asociación llamó a su feligresía a “manifestaciones silenciosas de protesta” en el país para oponerse a esa norma que no les fue consultada. Además reclaman un “trato igualitario” a todas las iglesias.

La Iglesia Católica, que es mayoritaria en el país, emitirá hoy martes un comunicado de apoyo a esas demandas a pesar de no estar involucrada en la norma “porque creemos que la libertad de conciencia y de culto se debe respetar al tratarse de actividades sin fines de lucro”, dijo a la AP Edwin Bazán, portavoz del cardenal católico Julio Terrazas.

“Nosotros tenemos otro trato pero entendemos que las iglesias evangélicas están en contra de toda regulación y esa ley les impone una condición (como organizaciones no gubernamentales) que no corresponde con sus actividades”, dijo.

El gobierno aceptó debatir un proyecto de ley de cultos que han propuesto los evangélicos y, por tanto, las protestas deberían quedar en suspenso, dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Un 65% de los bolivianos son católicos y un 25% evangélicos, según estimaciones de las propias iglesias a falta de estadísticas oficiales. La Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia, agrupa a 82 iglesias. La religión judía y la musulmana tienen escasa presencia en Bolivia.

Hace unas semanas Morales fue distinguido por una influyente iglesia evangélica. A la vez su gobierno impulsa fuertes medidas para que todos los bolivianos tributen, lo cual le ha ganado fuerte rechazo entre vendedores callejeros y peluqueros, entre otros.

La Iglesia Católica está exenta de pagar impuestos sobre las misas, matrimonios y bautizos. Los evangélicos entienden que al obligarlas a registrar nuevamente su personalidad jurídica y al considerarlas organizaciones no gubernamentales, el siguiente paso será obligarlas a pagar impuestos.

Fuente: AP

Foto: Presidente de Bolivia, Evo Morales