Biólogo dice que el presidente Barack Obama es “claramente ateo”

Richard Dawkins, destacado defensor del ateísmo, desafió la posibilidad de que el Papa pueda ser un ateo, pero puso de manifiesto que el presidente Obama tiene perfil ateo, pero asume su posición, obviamente, por razones políticas.

  • Sociedad    
  • 30 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

En un testimonio reciente, Richard Dawkins, el famoso biólogo británico dijo que el presidente de EE.UU. Barack Obama, es “claramente un ateo”, como se puede observar en su comportamiento.

Durante una discusión en el programa Real Time, del canal estadounidense HBO, el presentador Bill Maher, planteó su tesis sobre algunas personalidades que podrían ser ateos no asumidos, lo que sugiere que incluso el Papa Francisco podría no creer en Dios.

Richard Dawkins, destacado defensor del ateísmo, desafió la posibilidad de que el Papa pueda ser un ateo, pero puso de manifiesto que el presidente Obama tiene perfil ateo, pero asume su posición, obviamente, por razones políticas.

“Estoy seguro de que Obama es un ateo, estoy seguro que Kennedy era un ateo, pero dudo que el Papa Francisco lo sea”, dijo el biólogo al referirse a John F. Kennedy, presidente de los EE.UU. entre enero de 1961 y noviembre de 1963.

La fe religiosa de Barack Obama ha llegado a la orden del día en varias ocasiones, sobre todo en tiempos de elecciones, los cristianos conservadores consideran que él no es lo suficientemente religioso para ser presidente, de acuerdo con el artículo de Terra marzo de 2012.

Hijo de un padre musulmán no practicante y de una madre agnóstica, Obama se unió a la Iglesia Unida de la Trinidad de Cristo en 1988. Localizado en Chicago, la iglesia parroquial fue formada en su mayoría por negros, según la fuente.

Después de haber aceptado a Cristo, de forma considerada tarde, a los 27 años, Obama pasó por algunos rumores de que su fe se hubiera guiado por una medida en los efectos prácticos de la asistencia al público local, ya que era un líder de la comunidad prometedor en ese momento.
En este contexto, el presidente de EE.UU. fue cuestionado desde su primera campaña sobre la legitimidad de su fe. Y para complacer tanto a los cristianos conservadores, al igual que otras religiones y grupos ateos, siempre produce discursos para evitar tomar ventaja de cualquier lado.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post