Cuatro cristianos son condenados a 80 latigazos por tomar la Santa Cena en Irán

“La sentencia proferidas contra esos miembros de la Iglesia de Irán, en la práctica criminalizan el sacramento cristiano de la Cena del Señor y constituye una violación inaceptable del derecho a practicar su fe de forma libre y pacífica”, Christian Solidarity Worldwide.

  • Sociedad    
  • 28 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cuatro cristianos en Irán fueron condenados a recibir 80 latigazos cada uno. Se les acusa de beber vino, algo prohibido por la ley del país. De hecho, estos cristianos participaron en un culto en una casa donde fue servida la Santa Cena. Los creyentes también fueron castigados por tener una antena parabólica.

Behzad Taalipasand, Mehdi Reza Omidi, Mehdi Dadkhah y Amir Hatemi pertenecían a una casa iglesia, la cual se fue cerrada a finales del año pasado.

Taalipasand y Omidi fueron detenidos durante una ola de represión por parte del gobierno iraní contra las iglesias. La información fue revelada por la ONG Christian Solidarity Worldwide (CSW).

Los hombres sólo recibieron su sentencia el 20 de octubre y tienen 10 días para apelar a la sentencia. Mervyn Thomas, director ejecutivo de CSW, dijo: “La sentencia proferidas contra esos miembros de la Iglesia de Irán, en la práctica criminalizan el sacramento cristiano de la Cena del Señor y constituye una violación inaceptable del derecho a practicar su fe de forma libre y pacífica”.

La denuncia se produce en la misma semana en que se publicó un informe de la ONU, donde se critica a la República Islámica de Irán por la persecución contra los no musulmanes.

Según Ahmed Shaheed, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en Irán, el nuevo presidente, Hasan Rouhani, había prometido reducir el castigo contra las minorías religiosas.

“Por lo menos 20 cristianos estuvieron en la cárcel en julio del 2013″, señala el informe. “Además, todavía se reportan violaciones a los derechos de los cristianos, en particular los de grupos evangélicos. Sobre todo, los que una vez fueron musulmanes quienes ahora son cristianos”.

Se estima que hay cerca de 370.000 cristianos en Irán, los líderes religiosos islámicos ven el cristianismo como una amenaza a la mayoría chiíta islámica ultra ortodoxa que predomina en el país. Existe la posibilidad de la pena de muerte para los musulmanes que se conviertan.

La ONU informa que más de 300 cristianos han sido detenidos desde el 2010. Además, decenas de dirigentes y miembros de la iglesia han sido condenados por delitos contra la seguridad nacional sólo por participar en un culto, organizar grupos de oración, o por participar en un seminario impartido por extranjeros.

En respuesta al informe, el gobierno iraní criticó al Dr. Shaheed. Según la televisión estatal en el país, la misión de la ONU “no estudió adecuadamente el sistema legal de Irán y la cultura islámica, y cree todo lo que él ve en Occidente es como un estándar internacional para el mundo entero”.

Esta es la segunda vez en esta semana que la situación de los cristianos en Irán es destacada por los medios de comunicación. El pastor Eddie Romero fue arrestado el lunes (21), mientras hacía una protesta frente a la prisión de Evin, en la capital, Teherán. En el lugar, hay por lo menos cinco cristianos que fueron arrestados ilegalmente en el país, incluyendo Abedini Saeed.

El pastor Abedini, ya cumplió un año en la prisión, él fue condenado a 8 años de cárcel por tratar de evangelizar a los musulmanes. Mientras que Eddie después de 24 horas de preso fue expulsado del país inmediatamente.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Daily Mail