“Voy a probarle a Dios que me merezco esta oportunidad”, dice joven con leucemia

“Soy la persona más feliz del mundo y voy a probarle a Dios que merezco esta nueva oportunidad. Fue la prueba de un milagro con M mayúscula, que nos hace replantearnos toda nuestra vida”, dijo Gabriel Massote.

  • Sociedad    
  • 27 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde que se enteró que tenía leucemia, en el 2011, Gabriel Massote ha pasado por un tratamiento médico tratando de curarse de dicha enfermedad. Recientemente pasó por el procedimiento de trasplante de médula ósea, su madre fue la donante, pero su cuerpo no reaccionó de la manera que esperaban los médicos.

Le tomó 35 días, siete más del plazo normal, por lo que los leucocitos del donante comenzaron a multiplicarse en la sangre.

Los médicos ya se disponían a hacer de nuevo el procedimiento, hasta que milagrosamente las células comenzaron a multiplicarse.

“Era difícil esperar eso cuando los exámenes decían exactamente lo contrario. Pero hubo una duplicación de las primeras células justamente el mismo día que la médula sería nuevamente destruida para un nuevo trasplante”, dijo Gabriel en una entrevista a G1.

La esperanza de conseguir una cura volvió a reavivarlo pues pasó esos dos años en diversas crisis, necesidad de litigar el plan de salud y tener que cancelar la boda que estaba prevista.

Movido por la reacción de su cuerpo, Gabriel dijo que lo ocurrido es una prueba de un milagro y prometió mostrarle a Dios que esta segunda oportunidad de vivir valdrá la pena.

“Soy la persona más feliz del mundo y voy a probarle a Dios que merezco esta nueva oportunidad. Fue la prueba de un milagro con M mayúscula, que nos hace replantearnos toda nuestra vida”, dijo.

El joven está feliz sabiendo que debe continuar con el tratamiento y que seguirá con la rutina del hospital y los procedimientos. De todos los casos de trasplantes de médula ósea, el 70% de las personas han sido curadas completamente de leucemia.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de G1