nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Condenan a muerte un cristiano por blasfemar contra Mahoma en Pakistán

El responsable policial del barrio, Hafiz Abdul Majid, reconoció hace un año al diario local Pakistan Today que las pesquisas indicaban que la acusación era falsa, pero se vio “forzado” a aceptarla.

  • Sociedad    
  • 31 mar 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un hombre cristiano fue condenado a morir en la horca por blasfemar contra el profeta Mahoma en Pakistán. El hecho está relacionado con un caso que hace un año provocó fuertes disturbios y la quema de viviendas e iglesias en la ciudad oriental de Lahore.

Sawan Masih, residente del barrio cristiano de Joseph Colony, fue sentenciado a la pena capital después de que un tribunal lahorí consideró probadas las acusaciones contra el reo de proferir insultos contra Mahoma.

Naím Shakir, abogado de Sawan, declaró al diario local Express Tribune que el juez rechazó los argumentos de la defensa en el sentido de que se tardó día y medio en presentar una denuncia contra Masih y que los insultos se plasmaron en otra denuncia una semana después.

Según la acusación, Sawan hizo comentarios despectivos contra el profeta Mahoma, fundador del Islam, en una discusión con un amigo musulmán. Pero el responsable policial del barrio, Hafiz Abdul Majid, reconoció hace un año al diario local Pakistan Today que las pesquisas indicaban que la acusación era falsa, pero se vio “forzado” a aceptarla para evitar disturbios. Por tal motivo Naím, ha anunciado que presentará un recurso en el Tribunal Superior de Lahore.

Las acusaciones contra Sawan desataron en marzo del año pasado graves disturbios que comenzaron iniciaron cuando miles de exaltados musulmanes quemaron unas 200 viviendas en Joseph Colony y luego tres iglesias, lo cual suscitó las iras de cristianos en todo el país.

Los enfrentamientos se extendieron a otros puntos de Pakistán y hubo numerosos destrozos, decenas de heridos y detenidos. Un centenar de personas fueron arrestadas por la quema de los inmuebles en Lahore, aunque según la Policía, “sus casos aún están pendientes de juicio”.

De acuerdo a la estricta legislación antiblasfemia paquistaní, la quema de un lugar de culto constituye delito de blasfemia, pero las autoridades no tramitaron ninguna acusación en este sentido contra los musulmanes arrestados.

La normativa local contra la blasfemia surgió en el período colonial británico, pero las reformas de los años ochenta del dictador Mohamed Zia ul Haq (1977-1988) dieron alas a los extremistas para abusar de la ley, y atacar a cristianos y otras minorías.

Fuente: ABC