nav
Lunes 05 de Diciembre de 2016

Condenan a cadena hotelera británica por remover copias de la Biblia de sus habitaciones

Travelodge opera al menos 500 hoteles en el Reino Unido, y dijo que las Biblias fueron removidas por “razones de diversidad,” indicando que en Inglaterra existen influencias multiculturales, no solo del cristianismo.

  • Sociedad    
  • 19 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La cadena hotelera británica anunció este fin de semana que ha tomado la decisión de remover copias de la Biblia de sus habitaciones para huéspedes en el Reino Unido, lo que ha causado la crítica por parte de algunas entidades religiosas.

Travelodge opera al menos 500 hoteles en el Reino Unido, y dijo que las Biblias fueron removidas por “razones de diversidad,” indicando que en Inglaterra existen influencias multiculturales, no solo del cristianismo.

La compañía dijo en un comunicado que con la decisión pretenden “no discriminar en contra de ninguna religión,” y que ahora las copias de la Biblia, proporcionadas por la editorial Gideon Society, pueden ser adquiridas por sus huéspedes en la recepción.

Sin embargo, de acuerdo con el medio The Daily Mail, una recepcionista de hotel, que es parte de Travelodge, no pudo encontrar una copia de la Biblia cuando un huésped la solicitó, así que le sugirió que usara la red inalámbrica gratuita para “buscarla y leerla en Google.”

Cuando el huésped pidió hablar con el gerente, éste le dijo que no había ninguna Biblia en el hotel desde que se realizó una renovación el año pasado.

De acuerdo con el medio Londinense The Daily Mail, la cadena hotelera dijo también que a pesar de las críticas recientes, la decisión de remover las biblias de sus habitaciones fue tomada en el 2007.

La Iglesia de Inglaterra condenó la decisión de Travelodge por medio de un comunicado, en el que dijo que “es trágico y raro que hoteles remuevan la palabra de Dios por el bien del diseño ergonómico, incentivo económico o una definición adulterada de la palabra ‘diversidad’.”

Un historiador estadounidense, Tim Stanley, dijo en una columna para el medio The Telegraph que el remover biblias de hoteles “es un acto de vandalismo cultural sobre tradiciones que datan de hace 126 años”.