Funcionaria dispuesta a ser encarcelada por Jesús porque nadie le prohibirá orar

Robin Bartlett Frazier, es nieta de un pastor metodista, ella ha desafiado la orden judicial contra “oraciones sectarias”.

  • Sociedad    
  • 14 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una funcionaria local en Maryland recientemente anunció que está dispuesta a ir a la cárcel por Jesús.

La comisionada del Condado de Carroll, Robin Bartlett Frazier, decidió que seguirá desafiando la orden de un juez federal en contra de las “oraciones sectarias” en las reuniones del consejo, y está dispuesta a sufrir las consecuencias.

El 26 de marzo, el juez de distrito William D. Quarles, emitió una orden temporal de restricción para los comisionados a quienes les prohibió realizar “oraciones sectarias” antes de las reuniones.

Un día más tarde, Bartlett Frazier desafió el fallo.

“Creo que es una violación a mi libertad de expresión y religión, yo creo que es una decisión equivocada”, dijo antes de la reunión del 27 de marzo.

“Y así como yo no renunciaría a mis armas o no permitiría que mis hijos les sean escaneadas las palmas de sus manos y renunciar a los derechos de propiedad con el Plan Maryland, yo no voy a renunciar a esos derechos. Con respecto a mis colegas, no estoy segura de qué tan fuertemente se sientan al respecto, pero estoy dispuesto a ir a la cárcel por ello”.

“Creo que este es un elemento fundamental de América.

Y si dejamos de creer que nuestros derechos provienen de Dios, dejamos de ser América. Nos han dicho que tengamos cuidado, pero vamos a tener cuidado en el camino del comunismo si no empezamos a ponernos de pie y decir ‘no’. Por lo tanto, yo digo ‘no’ a este fallo”.

La comisionada luego recitó una oración donde mencionó dos veces a Jesucristo. Sin embargo, un grupo de ciudadanos de diferentes sectas protestaron por la práctica de la junta directiva de abrir sus reuniones con una oración.

La abogada de la Asociación Americana Humanista – organización atea–, Mónica Miller representa a los demandantes, pero Miller dijo que el caso no se trata de discriminación cristiana.

“Esto no es sobre el ateísmo “, dijo a Christian Broadcasting Network (CBN). “Se trata de ser inclusivo para todos, incluyendo a los cristianos”. Miller agregó que uno de los demandantes es católica.

La Corte Suprema dictaminó en mayo que las “oraciones sectarias” en reuniones del gobierno local son constitucionales. La comisionada Bartlett Frazier está convencida de que ese precedente dará lugar a una decisión acertada en el caso pendiente contra el condado de Carroll.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com