nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Arabia Saudita aplica ley religiosa decapitando a mujer públicamente

En el estremecedor video, se escucha a la joven gritar “Yo no maté, yo no maté” mientras al menos cuatro policías la llevan a rastras hasta el medio de una calle donde un verdugo la esperaba para decapitarla.

  • Sociedad    
  • 22 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las autoridades saudís decapitaron el 12 de enero a una mujer birmana en cumplimiento de la sentencia que fue dictada contra ella por haber presuntamente asesinado a su cuñada, una niña de siete años, según han informado medios saudís. Una grabación de la decapitación mujer, identificada como Laila Bint Abdul Muttalib Basim, ha sido difundida por Internet.

En el estremecedor video, se escucha a la joven gritar “Yo no maté, yo no maté” mientras al menos cuatro policías la llevan a rastras hasta el medio de una calle donde un verdugo la esperaba para decapitarla.

La joven lanzó un alarido instantes antes de que la espada del verdugo cayera sobre su cuello. Según los medios saudís, hicieron falta hasta tres golpes con el alfanje –puñal curvo– para cortar el cuello a la mujer.

Las ONGS saudís de derechos humanos condenaron la ejecución y señalaron que se le aplicó de la forma más brutal. “Las autoridades tienen dos métodos para decapitar a la gente. Uno es inyectándoles antes unos potentes analgésicos para mitigar el dolor; la otra es sin analgésicos. A esta chica se la decapitó sin analgésicos”, denunció el activista Mohammed al-Saeedi.

El ministerio del Interior saudí confirmó la ejecución y la justificó asegurando que se realizó “para restaurar la seguridad y para hacer justicia. Se han aplicado las leyes de Dios”. El año pasado, en el reino saudí fueron ejecutadas 80 personas.

Arabia Saudita es uno de los principales proveedores mundiales de petróleo e importante socio comercial de Estados Unidos, generalmente este país no recibe el mismo tipo de acusaciones de violación a los derechos que los demás países árabes. Bajo la ley actual, diversos delitos, entre ellos el asesinato, la violación, el adulterio o el robo a mano armada pueden ser castigados con la pena de muerte.

Los métodos más comunes son la decapitación y lapidación. También hay casos en los que el culpable es azotado públicamente, como el reciente caso del bloguero Raif Badawi, condenado a mil latigazos y 10 años de prisión por haber creado un sitio web donde defiende el liberalismo, incluido la reducción de la influencia de la religión en el país. Él es azotado públicamente todos los viernes – día sagrado en el Islam –será azotado durante 18 meses hasta que se cumplan los mil azotes.

En Arabia Saudí no hay libertad religiosa, las iglesias están prohibidas e incluso llevar una Biblia es un crimen.