Revelan que una estatua de Satanás está a 666 metros sobre el nivel del mar en Madrid

Algunos expertos aseguran que la estatua de Bellver se inspiró en un ángel caído del cielo, siguiendo la línea de ‘El paraíso perdido’, de John Milton, un poema que cuenta la expulsión del cielo que sufre Lucifer.

  • Sociedad    
  • 6 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

GONZOO.-La sociedad de la época rechazó la idea desde el primer momento. A nadie le gustaba que hubiera una estatua de Satanás, y menos aún que estuviera colocada en un parque tan emblemático como el Retiro (Madrid). Sin embargo, la inauguración no tardó en llegar: en 1885, el Ángel Caído se instaló a modo de fuente. Aparece con una serpiente alrededor del cuerpo y con una expresión terrorífica, que aún hoy sigue impresionando.

La estatua es obra del escultor Ricardo Bellver de 1877 y, aunque comenzó siendo de yeso, terminó siendo una figura de bronce.

Estuvo en el Museo Nacional y formó parte de acontecimientos tan importantes de la época como es la Exposición Universal de París de 1878. Se convirtió así en la única estatua del mundo en representar a Satanás.

En 1879, el Museo Nacional junto al duque de Fernán Núñez presionaron para que la escultura estuviera al aire libre. Así, consiguieron colocarla en el Parque del Retiro y, por eso, actualmente la avenida del parque en la que se encuentra el Ángel Caído lleva el nombre del duque.

Algunos expertos aseguran que la estatua de Bellver se inspiró en un ángel caído del cielo, siguiendo la línea de ‘El paraíso perdido’, de John Milton, un poema que cuenta la expulsión del cielo que sufre Lucifer.

Lo cierto es que las ilustraciones de Gustave Doré que aparecen en el libro tienen grandes similitudes con la estatua del Retiro. Sin embargo, la clásica imagen del demonio con cuernos y lengua viperina también aparece en la estatua, pero relegada a un segundo plano: los surtidores.

Aunque el Ángel Caído de Madrid es la única estatua que oficialmente representa a Lucifer hay muchas otras en diferentes lugares del mundo que tienen una simbología similar. Es el caso del Monumento al Traforo del Frejus (1879), en Italia, que se relaciona con el diablo por el ángel que hay en la cima, con un lucero en la frente. Sorprende que también es una fuente y la fecha de su creación es cercana a la de la obra de Bellver.

Lo más curioso de la escultura del Retiro, y que añade aún más simbología y misterio al monumento, es que está situada a 666 metros sobre el nivel del mar. Dicho número corresponde al diablo, y es conocido históricamente como “la marca de la bestia”. A día de hoy sigue sin saberse si la ubicación elegida tuvo algún propósito.