nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Gobernadora de Oklahoma niega retirar monumento a los Diez Mandamientos

“El monumento de los Diez Mandamientos fue construido para reconocer y honrar la importancia histórica de los Mandamientos en los sistemas de leyes de nuestro estado y de nuestra nación”, escribió en un comunicado.

  • Sociedad    
  • 15 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La gobernadora de Oklahoma dice que no va a derribar el monumento a los los Diez Mandamientos a pesar del fallo de la Corte Suprema del estado que exige que sea removido el monumento.

La gobernadora Mary Fallin dijo esta semana que el monumento permanecerá mientras se presenta una apelación, informó Christian News Network.

“El monumento de los Diez Mandamientos fue construido para reconocer y honrar la importancia histórica de los Mandamientos en los sistemas de leyes de nuestro estado y de nuestra nación”, escribió en un comunicado.

“El monumento fue construido y mantenido con dinero privado. Es prácticamente idéntico a un monumento en los jardines del Capitolio Estatal de Texas, el cual la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que sea permisible”, añadió Fallin. “Es un homenaje de financiación privada a los acontecimientos históricos, es una contribución para cualquier religión, como algunos han alegado”.

En 2013, la Unión Americana de Libertades Civiles de Oklahoma presentó una demanda con el argumento de que el monumento era inconstitucional.

Luego un grupo satanista – Templo Satánico – con sede en Nueva York trató de construir un “homenaje a Satanás” cerca del monumento.

En septiembre de 2014, el Juez Séptimo del Tribunal de Distrito Thomas Prince falló a favor, destacando que el monumento es histórico, pero luego el caso fue a la Corte Suprema de Oklahoma. El Corte dictaminó la semana pasada que el monumento violaba la constitución de Oklahoma, ya que “promueve la denominación de una iglesia o un sistema religioso”.

Fallin dijo que espera que la decisión final signifique un voto de la gente de Oklahoma.

El monumento original había sido destrozado en pedazos en octubre del año pasado, cuando una persona que conducía su carro se metió al césped del Capitolio y se estrelló contra el monumento. Un hombre de 29 años de edad fue detenido al día siguiente, fue internado en un hospital para recibir tratamiento de salud mental, pero los cargos formales nunca se presentaron. Así que un nuevo monumento fue construido y puesto de nuevo en el Capitolio en enero de este año.