nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Grupo llamado “Marihuaneros de Jesús” usan droga para estudiar la Biblia

Lo que más llama la atención en esta situación es el punto culminante que los medios dieron al evento, que lo celebra como si fuera una especie de evolución o tendencia entre los jóvenes.

  • Sociedad    
  • 15 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-Un grupo de cristianos en la ciudad de Centennial, Colorado (EE.UU.), está llamando la atención por defender que la marihuana viene de Dios. Como su nombre “Stoner Jesus”, algo así como “Marihuaneros de Jesús” invita “a los estudiantes de la Palabra”, a usar la marihuana como una manera de ayudar a comprender las Sagradas Escrituras.

Todo comenzó cuando Button Deb, de 40 años de edad, casada y con dos hijos, tuvo que lidiar con un divorcio.

Ella dice que nunca había usado drogas, pero aceptó la invitación de un amigo. En Colorado, donde la venta de narcóticos es legal.

“Cuando empecé a fumar me sentía tan conectada con Dios”, dice ella. Entusiasmada, comenzó a divulgar las reuniones del grupo en Internet y rápidamente atrajo a interesados. Poco a poco, la idea se fue extendiendo y hoy reúne más que evangélicos, pues se les han reunido mormones, católicos, un ortodoxo griego e incluso ¡un ateo! “Creo que esta planta es sagrada”, dice Cindy Joye.

Los otros participantes tienen sus propias experiencias. “Cuando estoy drogada, no puedo leer rápido, entonces busco en cada palabra”, resalta Joye, una de las participantes.

“Pienso en lo que cada una de ellas significa”, explica. “Jesús no vino con los fariseos, sino a los pecadores”, insiste Joye. “Si alguien le ofreciese un churro –de marihuana–, él no diría que no”.

Mia Williams, quien también participa en las reuniones, hace una defensa enfática. “La Biblia no dice que no se puede fumar marihuana”, defiende. Ella dice que ella fue criada en una iglesia bautista conservadora, pero hoy no ve ningún problema en el uso de drogas.

Ellos se defienden con este versículo: “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer”, Génesis 1:29. Pero como podrán leer el versículo, dice que eran para la comida, no para fumar.

Lo que más llama la atención en esta situación es el punto culminante que los medios dieron al evento, que lo celebra como si fuera una especie de evolución o tendencia entre los jóvenes.

En Estados Unidos, hay incluso una iglesia cuyo sacramento es la marihuana. La Primera Iglesia de Cannabis, en Indiana es reconocida por el gobierno, pero no se define como una iglesia cristiana, sino que tiene su propia filosofía.

La columnista Jennifer Leclaire, de la revista Charisma, comentó sobre la situación esta semana. Ella recuerda que, en contraste con los frutos del Espíritu Santo, las Escrituras hablan de los frutos de la carne: “Ahora las obras de la carne son evidentes, las cuales son […] brujería” (Gálatas 5,19-20).

El término griego aparece como “brujería” en la mayoría de las traducciones en el original griego es pharmakeia y puede significar “el uso de veneno o intoxicación por brujería u artes mágicas”. Es la misma raíz que la palabra “farmacia”, también llamada “droguería” en EE.UU.

Obviamente los tiempos han cambiado y hay muchos fármacos beneficiosos, pero el uso de sustancias que alteran la conciencia para la búsqueda de lo sagrado, tiene sus orígenes en los antiguos cultos paganos.

En Brasil por ejemplo, aunque el foco de la política actual es la posibilidad de la destitución de la presidenta Dilma, el Supremo Tribunal Federal (STF) está a punto de despenalizar el consumo de drogas en Brasil.

Según diferentes encuestas, el consumo de la marihuana suele ser un primer paso, que conduce a la utilización de sustancias cada vez más fuertes, como la cocaína o el crack.