nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Presidente de Gambia declara que su nación ahora es un “Estado islámico”

La decisión abre precedentes para la aplicación de la ley de la sharia y con ella hacer daño a los cristianos.

  • Sociedad    
  • 21 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

GAMBIA.- Desde la semana pasada Gambia, país africano, según los informes, es una república islámica. La decisión la tomó el presidente, Yahya Jammeh, con el objetivo de distanciarse de su pasado colonial.

“De acuerdo con la identidad religiosa y los valores del país religioso, proclamó a Gambia una república islámica”, dijo el presidente en un comunicado oficial transmitido por TV.

“Los musulmanes son mayoría en el país, Gambia no puede continuar con su legado colonial”, dijo.

El país está localizado en el África occidental y fue colonizada por el Reino Unido, logró independizarse en 1965 cuando se convirtió en una república.

Con los años, Gambia ha tenido sólo dos presidentes, el primero de ellos, Dawda Jawara, gobernó por más de dos décadas hasta que en 1994, Yahya Jammeh llegó al poder tras un golpe de estado con el cual derrocó a su antecesor.

Cerca del 95% de la población, que comprende 1,8 millones de personas, son musulmanes. A pesar de declarar al país como república islámica, el presidente asegura que otras religiones tienen sus prácticas autorizadas, sin la intervención del gobierno.

El país africano no ha recibido ayuda financiera de la Unión Europea desde el año pasado, por permanecer en la posición 165ª en el ranking de la ONU que mide el índice de desarrollo humano que evalúa 187 naciones del mundo.

Por no contar con los recursos de Europa, el presidente estaría tratando de acercarse al mundo árabe para encontrar una fuente de fondos monetarios, según acusa Sidi Sanneh, ex ministro de Asuntos Exteriores y disidente actual del gobierno de Gambia.

En su blog Sidi Sanneh escribió: “Debido a su deplorable índice de desarrollo humano y la mala gestión económica, Jammeh se está volviendo al mundo árabe en busca de un sustituto para su fuente de auxilio monetario”.