Vladimir Putin compara al comunismo con la Biblia

Hablando en una reunión de su partido, al Frente Popular de Toda Rusia, Putin declaró que las ideas cristianas son la igualdad, la fraternidad y la felicidad.

  • Sociedad    
  • 28 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

RUSIA.- Visto como conservador por muchos y dando testimonio público de su fe cristiana, el presidente de Rusia, Vladimir Putin comparó la Biblia con el comunismo.

En una entrevista esta semana, afirmo: “Ellos me lo agradecerían mucho y me siguen agradando las ideas comunistas y socialistas. Si nos fijamos en el “manual constructor del comunismo” que fue publicado profusamente en la Unión Soviética –URSS–, recuerdo mucho a la Biblia.

No es una broma, en realidad, es un extracto de la Biblia”.

Hablando en una reunión de su partido, al Frente Popular de Toda Rusia, Putin declaró que las ideas cristianas son la igualdad, la fraternidad y la felicidad.

Sin embargo, cree que esto fue malinterpretado por los comunistas del pasado. “La aplicación práctica de estas ideas maravillosas en nuestro país estaban lejos de que se establecieran los socialistas utópicos. Nuestro país no se parecía a la Ciudad del Sol”, ha asegurado.

Admitió que a pesar que es un miembro del Partido Comunista: “A diferencia de muchos funcionarios -yo no fui funcionario, desde el punto de vista del partido, ya que fui un miembro común y corriente- yo no tiré el carné del partido.

No lo quemé”.

Al mismo tiempo, el jefe del Kremlin criticó al fundador de la Unión Soviética, Vladimir Ilich Lenin, por poner en riesgo la estabilidad del Estado al conceder el mismo rango jurídico a todas las repúblicas soviéticas, desde Rusia a Ucrania, lo que tachó de “bomba de relojería”. El resultado fue la desintegración de la URSS.

El presidente ruso, se identifica más con el pensamiento del dictador Josef Stalin, quien propuso conceder una amplia autonomía a cada entidad federal, pero sin derecho a salir de la Unión. El tono de voz parece tratar de justificar la ocupación rusa en Ucrania, lo que llevó a una guerra civil en la región.

Parte de las regiones de Donetsk y Lugansk, continúan el día de hoy casi totalmente dominados por los separatistas pro-Rusia.

Original