nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Reforma de “Tumba de Jesús” une a cristianos en Jerusalén

La reforma del santuario tendrá un costo de 3,4 millones de dólares y fue firmado un acuerdo para financiar este trabajo el 22 de marzo, previendo el inicio de las obras para el próximo mes.

  • Sociedad    
  • 6 may 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL. – Padres y monjes armenios que siempre lucharon con los ortodoxos griegos en el santuario creado en torno a la tumba donde Jesús fue sepultado en la ciudad vieja de Jerusalén, ahora están unidos para restaurar el sitio que está en peligro de un colapso.

La reforma del santuario tendrá un costo de 3,4 millones de dólares y fue firmado un acuerdo para financiar este trabajo el 22 de marzo, previendo el inicio de las obras para el próximo mes.

Los grupos religiosos contribuyen con un tercio del valor de la obra y un banco griego decidió ofrecer 50.000 euros para ayudar con los gastos, pidiendo un cambio y era de que el nombre de la empresa fuese estampado en la maquinaria.

El trabajo llevará a cabo una serie de cambios en la estructura local, incluyendo el remover capas con cientos de años de historia del santuario, con el objetivo de limpiarlo y luego remontarlo.

El problema en la estructura de la propiedad es que tiene conexión completa con la unión de estos grupos cristianos que durante tanto tiempo fueron protagonistas de golpes y patadas.

Cuando se informó de que el santuario estaba en peligro de colapso los grupos tuvieron que actuar, porque la policía israelí tuvo que prohibir la entrada de peregrinos.

Las autoridades israelíes también hicieron una advertencia, o ellos hacían una reforma o ya no les permitirían que lo siguieran usando.

Después de los estudios y las negociaciones, la reforma del santuario se escribió en papel, el trabajo será la eliminación de la jaula de hierro que los colonizadores británicos de Jerusalén construyeron en 1947; todas las losas, la concha de mármol ornamentada construido en 1810, durante el dominio otomano en Jerusalén; y finalmente encontrar los restos del santuario de los cruzados del siglo 12, que se encuentran debajo.

Vale recordar que el santuario en cuestión no es la tumba que los protestantes visitan cuando van a Israel.