“Evangelio de esposa de Jesús” es falso, admite historiadora

El caso del papiro falso muestra cómo los medios de comunicación, le gusta cuestionar los relatos bíblicos.

  • Sociedad    
  • 20 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Las insinuaciones de que Jesucristo tenía una vida diferente a lo que decía el Nuevo Testamento molestó a muchos cristianos sobre todo por la divulgación del Evangelio de la esposa de Jesús.

En 2012, la profesora de Historia Eclesiástica, Karen King, de la Universidad de Harvard, mostró al mundo un pedazo de papiro, que mide tan sólo 4 por 8 cm.

Considerado como una gran revelación, el texto estaba escrito en el antiguo copto,  y tenía frases como: “Y Jesús dijo: ‘mi esposa’ y ‘ella puede ser mi discípula”.

Ella había dicho que este papiro lo había comprado a un coleccionista privado. Buscó apoyo de especialistas, traductores, arqueólogos e historiadores. Pronto se ganó el apodo del Evangelio de la esposa de Jesús, por lo que Karen fue sido criticada por el Vaticano, que negó la autenticidad del papiro en el diario Osservatore Romano. Aun así, gran parte de los medios de comunicación continuaron con el tema tratándolo como verdadero.

Después de mucha controversia, la profesora King admitió el viernes (17) que es una falsificación.

Curiosamente, ella sólo admitió, tras la publicación de una investigación a fondo del tema, realizada por The Atlantic.

El periodista Ariel Sabar, que firma el artículo, fue capaz de identificar al misterioso “coleccionador” que entregó a la historiadora el manuscrito llamado Walter Fritz. Este norteamericano posee un pasado brumoso, teniendo estudios en egiptología, trabajó en la industria de automóviles y producción de pornografía.

Con esto se cayeron todos los argumentos de los defensores de este “descubrimiento” en los últimos cuatro años. Aunque en la carta que escribió a The Atlantic, él asume haber sido el propietario del manuscrito, pero “ni yo ni nadie, forzó, alteró o fragmentó su suscripción”.

Él reitera que lo compró a Hans-Ulrich Laukamp en 1999. Los dos tenían vínculos comerciales. La reliquia falsa fue adquirida originalmente por Laukamp en 1963 en Potsdam en la antigua Alemania del Este.

Fritz dijo que no sabía el valor de esa pieza hasta que conoció a un comerciante de arte, que le ofreció cerca de 50.000 dólares. Curioso por saber qué era ese antiguo trozo de papiro y porqué podría ser tan valioso, buscó a la profesora King. Laukamp murió en 2002 y parece que sabía muy poco sobre el origen del artefacto.

Aunque Fritz afirma que siempre prefirió el anonimato, la revista The Atlantic pudo probar que se había registrado en su nombre el papiro en el sitio www.gospelofjesuswife.com con la intención de sacarle provecho de ello. En la actualidad, la página no funciona.

Los indicios de la falsificación indican que el material salió a la luz en 2012, se refirió a una fuerte evidencia de que se trataba de una copia descuidada del texto apócrifo del Evangelio de Tomás. Estudiosos como Mike Grondin y Francis Watson escribieron extensamente sobre el tema.

La profesora King apoyaba las pruebas de datación por carbono 14, indicaba que se había producido la tela entre los años 290 y 400 a.C. También dijo que las personas que habían hecho el análisis atestiguaban su veracidad.

Varios trabajos académicos fueron escritos. Aun así, el prestigioso museo Smithstonian produjo un documental sobre el descubrimiento “valioso”.

El hecho es que una vez más los medios le dieron un amplio espacio para cualquier cosa que ni remotamente sirvió para cuestionar la existencia de Jesús o Biblia.