nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Joyce Meyer: “No puedes ser como el mundo y ser un ejemplo”

Meyer les advierte a los cristianos que pueden caer en la falta de santidad simplemente pasando el rato con las personas equivocadas constantemente. Por suerte, los creyentes tienen una opción en todo lo que hacen, dice ella.

  • Sociedad    
  • 1 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- La popular cristiana, oradora y autora, Joyce Meyer, dice que la Iglesia ha hecho grandes compromisos para encajar en las demandas de la sociedad. Ella cree que esto es incorrecto porque los cristianos no pueden ser como el mundo.

“No podemos ser como el mundo y ser un ejemplo para el mundo”, al mismo tiempo, dice Meyer en un sermón en línea que expuso a su congregación en St. Louis, de acuerdo con Christian Post.

“Las líneas se están poniendo muy borrosas por ahí, acerca de lo que es aún bien y lo que está mal”, dice ella.

Meyer dice que Dios quiere que su pueblo sea feliz y santo, y es por eso que los cristianos tienen que prestar atención a las personas y situaciones con las que se acoplan.

“Si salgo con las personas equivocadas, y escucho chistes en el almuerzo, y me siento y participo en todos los chismes de oficina, y voy a todo tipo de películas obscenas, y voy a fiestas donde se está bebiendo y todo tipo de contenido sexual, pero luego voy a la iglesia el domingo, esto no es la búsqueda de la santidad”, dice Meyer.

Meyer les advierte a los cristianos que pueden caer en la falta de santidad simplemente pasando el rato con las personas equivocadas constantemente.

Por suerte, los creyentes tienen una opción en todo lo que hacen, dice ella.

Los cristianos están constantemente bajo el ataque de los no creyentes. Incluso en el lugar de trabajo, los creyentes son objeto de burla por su fe y sus valores. A pesar de ello, Meyer dice que los cristianos deberían simplemente “ser quienes son” y mantenerse fieles a su fe.

“La santidad es un don de la gracia de Dios”, dice ella. “Somos hechos santos por la gracia de Dios”.

Meyer también aclara que el uso de maquillaje, productos de belleza, entre otras muchas cosas, no son realmente malas. Ella dice que los cristianos pueden disfrutar de estas cosas con tal de que se comporten adecuadamente. “Los creyentes están llamados a santificarse, abandonar el pecado, vivir una santa manera de vivir”, dice ella.