Ateos intentan impedir presentación de coro góspel en centro comercial

La prensa de Escocia anunció que la visita del coro fue condenada por la Scottish Secular Society (SSS). Ellos no aceptan el hecho de que la iglesia a la que pertenecen los jóvenes tenga un mensaje conservador.

  • Sociedad    
  • 21 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ESCOCIA. – El coro de jóvenes de la Iglesia Bautista de Prestonwood en Plano, Texas, está realizando una serie de presentaciones en Europa. Sin embargo, un grupo de ateos escoceses trató de evitar que cantaran en un centro comercial de la capital de Edimburgo esta semana.

La prensa de Escocia anunció que la visita del coro fue condenada por la Scottish Secular Society (SSS). Ellos no aceptan el hecho de que la iglesia a la que pertenecen los jóvenes tenga un mensaje conservador.

Los ateos creen que los adolescentes están en una “misión para impulsar su mensaje anti gay y anti aborto a los jóvenes escoceses”.

Curiosamente, Megan Crawford, que lleva el SSS nació en Texas y asistió a una iglesia Bautista en la infancia. Ella afirma que conoce bien el discurso de los evangélicos fundamentalistas y cree que el coro “Ni siquiera se debería ser autorizado por tratar de afectar a nuestras vidas y las leyes”.

Ajeno a la protesta, 100 miembros del grupo, llamado Coro Proyecto del Rey, sigue haciendo sus presentaciones en diversos lugares de Escocia y el norte de Inglaterra. De acuerdo con el material promocional, su objetivo es ayudar a las iglesias locales en la evangelización.

Además de cantar alabanzas y distribuir material bíblico.

Aunque el portavoz del centro comercial afirma que no hay quejas de personas que vieron la presentación de coro, la prensa lo criticó con vehemencia. En un artículo de The Herald, la activista Shona Craven, hizo una serie de críticas al hecho de que el mensaje de la Biblia se anunciará fuera de las paredes del templo.

Para ella, las presentaciones religiosas en público deben ser prohibidas y llamó al coro un “caballo de Troya” que tenía la intención de engañar a los escoceses inocentes. Incluso lo comparó con actividades neonazis y el mismo discurso del Estado Islámico. También pidió que los escoceses deberían dejar claro que “los fanáticos religiosos no son bienvenidos aquí”.